Cirugía del cáncer intestinal

El cáncer de colon y recto, o colorrectal, es uno de los más frecuentes, pero también uno de los que tiene las tasas de curación más altas.

Las opciones sobre el tratamiento a aplicar dependen del estadio en que se encuentra la enfermedad y del tamaño del tumor. El equipo medico considerara cual es el tratamiento a seguir mas adecuado dependiendo de cada caso.

En un artículo anterior, el Dr. Deus Fombellida, especialista en Cirugía General y Digestiva en Zaragoza, explicó los síntomas y diagnóstico del cáncer colorrectal. Hoy, nos centramos en el tratamiento.

Fases del tratamiento del cáncer colorrectal

* La primera fase consiste en la extirpación del tumor y los tejidos cercanos afectados por la enfermedad mediante la cirugía.

* Posteriormente, se administran terapias complementarias para mejorar el tratamiento principal o para prevenir posibles recidivas.

Cirugía del cáncer de colon y recto

anastomosis cancer colon

La extirpación del tumor y de la zona afectada se realiza mediante la intervención quirúrgica. Posteriormente se unen los extremos sanos del intestino, lo que se conoce como anastomosis.

Si finalmente es necesario extraer alguna parte del intestino, el paciente podrá continuar llevando una vida normal, sin ningún tipo de problemas ya que ninguna de las partes del intestino grueso es un órgano indispensable.

Ostomías

Cuando no se puede reconstruir la continuidad del intestino, se realiza un orificio en la piel del abdomen, denominado estoma, que permite la liberación de los residuos y gases al exterior. La intervención se llama ostomía.

En la mayoría de las ocasiones, la ostomía se realiza en el colon próximo a la zona del tumor: es la colostomía.

Generalmente, acostumbra a ser una solución temporal hasta que los extremos del intestino cicatrizan y se puede realizar la anastomosis.

¿La cirugía tiene efectos secundarios?

Puede aparecer los efectos habituales tras una intervención quirúrgica:

  1. Infección de la herida.
  2. Hematoma o acumulación de sangre.

También pueden aparecer efectos derivados de la colostomía:

  • Obstrucción del estoma.
  • Hernia en el estoma o lugar de la incisión.

Radioterapia

La radioterapia consiste en la administración de radiaciones de alta energía para destruir las células cancerosas que puedan haber quedado tras la extirpación quirúrgica.

Se utiliza como terapia complementaria a la cirugía ya sea antes o después de la intervención.

En el cáncer de recto se aplica localmente para disminuir la posibilidad de recidivas. Se administra en sesiones cortas, cada día y durante unas semanas.

¿La radioterapia tiene efectos secundarios?

Los pacientes generalmente toleran bien la radioterapia. En ocasiones, puede irritar la zona irradiada. Los síntomas desaparecen cuando el tratamiento acaba.

En algunos casos muy limitados, las molestias pueden aparecer al cabo de unos meses de haber finalizado el tratamiento.

Los efectos secundarios mas frecuentes son:

  • Diarreas asociadas o no a espasmos intestinales.
  • Sensación de evacuación urgente o incompleta después de evacuar.
  • Molestias al orinar.
  • Sequedad en la zona genital o anal.
  • Alteraciones en la piel superficial de la zona tratada.

La persona afectada de cáncer colorrectal debe tener presente que, en todos los casos, el medico puede aconsejar hábitos alimentarios o medicamentos que reduzcan al mínimo los trastornos.

Quimioterapia

Consiste en la administración de fármacos por vía intravenosa o por vía oral, para combatir el cáncer colorrectal y controlar su crecimiento.

La quimioterapia se administra cuando:

  • Se ha efectuado una cirugía radical para reducir las posibilidades de reproducción del tumor. Se suele administrar durante un periodo de 6 a 12 meses.
  • La enfermedad se halla en una fase mas avanzada. Se aplica durante un periodo de tiempo más variable, siempre que se controle, paralelamente, la evolución de la enfermedad.

Para la administración de la quimioterapia el paciente suele acudir durante unas horas a un centro medico. Aunque en algunos casos el paciente puede permanecer en casa.

¿La quimioterapia tiene efectos secundarios?

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo de fármaco que se utiliza, no obstante, los más frecuentes pueden ser:

  • Diarreas.
  • Mucosítis: inflamación de las mucosas en forma de llagas en la boca o dolor.
  • Anemia y neutropenia: disminución de los glóbulos rojos y blancos.
  • Modificación del sabor y de los olores.
  • Menopausia precoz o pérdida de la menstruación de manera temporal (en mujeres).
  • En ocasiones perdida temporal del cabello que vuelve a aparecer una vez finalizado el tratamiento.

Actualmente con la aparición de fármacos de nueva generación los tratamientos con quimioterapia son más selectivos, la administración por vía oral es más cómoda y ocasiona menos trastornos a los pacientes. De esta manera aumenta su calidad de vida.

¿Es posible prevenir el cáncer de colon?

cancer-colon-zaragoza

La causa del cáncer de colon es, todavía hoy, desconocida. El sistema mas eficaz para combatirlo es detectarlo a tiempo para que el pronostico sea lo mas favorable posible y así aplicar el tratamiento menos agresivo para el paciente.

El diagnostico en fase temprana consiste en la detección precoz del cáncer colorrectal.

El 90-97% de los tumores malignos que se detectan en estas fases tienen curación.

¿Cómo se puede detectar?

  • Si se tiene un factor de riesgo importante o aparece un síntoma de alerta, es recomendable consultar al medico. Los principales factores de riesgo de padecer cáncer colorrectal son tener antecedentes en la familia, enfermedades inflamatorias intestinales o pólipos adenomatosos.
  • Si no existen factores de riesgo, a partir de los 50 años, se puede recomendar:
  1. Una colonoscopia cada 10 años.
  2. Un análisis en las heces cada año.
  • Hacer un seguimiento de los pacientes con pólipos para evitar que reaparezcan tras la extirpación.
  • Si existen antecedentes familiares que hagan sospechar una posible agregación familiar, se puede pedir consejo genético, es decir que un profesional determine si una familia es mas propensa a tener casos de cáncer de colon y recto que el resto de la población y así extremar los controles.

Consejos para prevenir el cáncer colorrectal

Algunos cambios en el estilo de vida pueden coadyudar a su prevención. En este sentido, es conveniente adoptar los siguientes hábitos saludables:

  • Introducir alimentos ricos en fibra a la dieta (como frutas y vegetales):

Dosis recomendadas:

  • Fibra 35 gr cada dia
  • Verduras y hortalizas: 2-3 raciones al día
  • Fruta: consumo diario.
  • Legumbres: 2 o 3 veces por semana
  • Hacer unos 30 minutos de ejercicio cada día: gimnasia, deporte, pasear, bailar etc… (según la edad)
  • Reducir la ingestión de grasas de origen animal.
  • Mantener siempre un peso adecuado.
  • Evitar tomar el sol, sobre todo si se esta bajo tratamiento. Siempre hay que usar cremas con filtro de protección de, como mínimo, índice 20.
  • No fumar.

Actualmente los nuevos avances en relación con los tratamientos, junto con la detección del cáncer en fases iniciales, facilitan la obtención de buenos resultados y hacen del cáncer una enfermedad más curable.

Pedir cita con Dr. Javier Deus Fombellida

Plaza del Carmen 1-3 - 5º A - 50.004 Zaragoza