Rinoplastia: más cerca de la nariz que deseamos

Si tu nariz te produce problemas respiratorios o simplemente no te gusta, ahora puedes cambiarla. Un cirujano plástico puede resolver tu problema a través de la cirugía de rinoplastia.

Respingona, aguileña, chata, pronunciada… Si nuestra nariz destaca por exceso o por defecto no dejará indiferente a nadie.

Aporta personalidad, no hay dos iguales y las hay muy famosas. Basta con recordar la imagen de Cyrano de Bergerac o pensar en Luis de Góngora, a quien su coetáneo Francisco de Quevedo dedicó célebres versos (“Érase un hombre a una nariz pegado…”).

En el siguiente vídeo, la Dra. Conchita Pinilla explica todas las indicaciones de la Rinoplastia.

La nariz es el centro de nuestra cara y si bien su función es respiratoria (es la encargada de filtrar el aire que respiramos), cumple una indudable función estética.

Una nariz bonita aporta armonía al rostro y permite que los ojos se vean, destaquen en el conjunto de la cara. Si nuestra nariz es muy grande o sufre una notoria desviación oculta la mirada.

Pero no todo el mundo está conforme con la nariz que le tocó en suerte. Y, una vez más la cirugía plástica tiene la solución a este problema. De hecho, la operación de la nariz o rinoplastia, es, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), la quinta intervención de cirugía plástica que más se realiza en España.

La rinoplastia puede realizarse por motivos funcionales (se respira mal) o estéticos.

La rinoplastia puede realizarse por motivos funcionales (se respira mal) o estéticos.

Tal y como explica la doctora Conchita Pinilla desde su clínica de Zaragoza, “La rinoplastia es una cirugía pensada para corregir las deformidades de la pirámide nasal y dar un centro equilibrado a la cara. Se trata de una cirugía poco agresiva y de recuperación rápida que mejora la calidad de vida del paciente”.

Pregunta: ¿Qué motivos lleva a una persona a solicitar una rinoplastia?

Doctora Pinilla: Hay dos tipos de motivos: estéticos (“no me gusta mi nariz”) y funcionales (“tengo dificultad para respirar”).

P.: ¿Qué factores hay que tener en cuenta antes de la intervención?

Dra. P.: Que el paciente haya terminado de crecer y que disponga de madurez psicológica suficiente para aceptar el cambio de físico que supone esta cirugía. Además, hay que valorar las diferentes estructuras anatómicas de la nariz (piel, cartílagos alares y laterales, septo cartilaginoso y óseo, cornetes), y si el cambio deseado por el paciente es realista.

P.: ¿Existe un perfil de paciente?

Dra. P. :La rinoplastia es una intervención demandada tanto por mujeres como por hombres, y, en cuanto al rango de edad más habitual, está entre los 18 y 45 años.

Diagrama rinoplastia

La rinoplastia puede realizarse por dentro de la nariz o desde la piel de la columela.

P.: ¿Cómo se lleva a cabo la intervención?

Dra. P.: La parte externa de nuestra nariz se divide en punta o lóbulo, alas, columela (la estructura que se encuentra entre los orificios nasales), dorso y raíz.

Así, la rinoplastia puede realizarse desde dentro de la mucosa nasal o desde la piel de la columela, en este caso recibe el nombre de rinoplastia abierta y la cicatriz resultante apenas será.

Desde las incisiones externas o internas, abordamos todas las estructuras de la nariz (cartílagos alares, laterales, huesos propios nasales y septo) y las modificamos para que adquiera una forma nueva corrigiendo las anomalías que presentaba ya fueran de desarrollo o de origen traumático.

P.: ¿Se requiere anestesia para una rinoplastia?

Dra. P.: La anestesia suele ser general, aunque hay pequeñas deformidades que pueden resolverse bien con anestesia local. El preoperatorio es el habitual: analítica completa, electrocardiograma y radiografía de tórax.

P.: ¿Cómo es el postoperatorio?

Dra. P.: Si bien no es doloroso, es importante permanecer incorporado durante la primera semana, sobre todo las primeras 48 horas.

Habitualmente, tras la rinoplastia se coloca un taponamiento para limitar la inflamación y el sangrado, que se quita pasados entre dos y cinco días, así como una férula de escayola, que se retira en 10 días. Es entonces cuando comenzaremos a ver la nueva forma de nuestra pirámide nasal y podemos reincorporarnos a la vida normal.

Si bien, el resultado final se prolongará hasta tres o seis meses después de la intervención, ya que debe de adaptarse la piel al nuevo esqueleto.

Post-Operatorio Rinoplastia

Tras la rinoplastia se coloca un taponamiento que se retira pasados de dos a cinco días y una férula de escayola que se llevará unos 10 días.

P.: ¿Existen distintos tipos de rinoplastia?

Dra Moral: La dificultad de respirar por la nariz es muchas veces tratable quirúrgicamente mediante una cirugía que se llama septoplastia, que puede combinarse con la rinoplastia estética, resolviendo tanto el problema funcional como estético en el mismo acto quirúrgico. La septoplastia corrige la desviación del tabique nasal extirpando las zonas del tabique desviadas que obstruyen el paso del aire.

La dificultad respiratoria por la nariz no solo puede estar causada por el tabique desviado, también por el tamaño excesivo de los cornetes, unas estructuras que se encuentran en el lateral de las fosas nasales y sirven para calentar el aire.

Existen procedimientos de Medicina Estética encaminados a modificar la forma de la nariz camuflando sus defectos, técnica a la que se denomina rinomodulación.

Son técnicas que camuflan los defectos o desproporciones de unas estructuras nasales con otras mediante la inyección de sustancias de relleno. Y aquí mi consejo es muy claro: acude a un cirujano plástico con experiencia en intervenciones de rinoplastia.

Además, conviene solicitar información sobre los productos inyectables que van a utilizar para la intervención. Nunca dejes que utilicen productos de relleno permanente, que pueden provocar problemas a largo plazo de muy difícil solución.

Asimismo, es importante conocer el lugar físico donde se realizará la rinoplastia: un quirófano homologado de un centro hospitalario que cumpla las condiciones de seguridad.

Rinoplastia | Antes y después

Aspecto de la nariz de una paciente de la Dra. Pinilla, antes y después de la rinoplastia.

La seguridad, ante todo

Una rinoplastia no es una intervención complicada, ni suele entrañar riesgo. Pero es importante que la lleve a cabo el médico especialista.

En este sentido, la Dra. Pinilla apunta que “los cirujanos plásticos y estéticos están formados tanto en la corrección estética como funcional de los defectos nasales. Muchos otorrinolaringólogos y cirujanos maxilofaciales también, no así otras especialidades médicas”. Un consejo en la línea de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética que consciente de la demanda de esta intervención y del intrusismo en el caso de la rinomodulación, dedicó a la rinoplastia su último Congreso de Residentes.

Su objetivo, recuerda la Dra. Pinilla, “formar de manera exhaustiva y actualizada a los cirujanos plásticos residentes en todas las técnicas de mejora de la forma y función de la nariz”. El congreso se acompañó de un decálogo público de seguridad que conviene tener en cuenta antes de someterse a una rinoplastia.

Doctora Conchita Pinilla

Con más de 20 años de experiencia en la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. La Dra. Pinilla realiza los tratamientos para conseguir resolver tanto esos pequeños complejos como los grandes defectos estéticos en la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Su clínica de cirugía plástica y estética de Zaragoza está equipada con las últimas tecnologías para ofrecer un servicio excelente y profesional.

Conchita Pinilla cirugia plástica

Doctora Conchita Pinilla. Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Página de la doctora Conchita Pinilla

SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética)

Pedir cita con Dra. Conchita Pinilla Lozano

Paseo de la Independencia, 21 Principal Centro, 50001 Zaragoza