132015May
Alopecia. Perder el cabello “quita el sueño” a muchas personas

Sufrir Alopecia (pérdida del cabello) produce grandes perjuicios psicológicos y un deterioro importante en la calidad de vida de la gente, “Los calvos” son socialmente aceptados, pero la alopecia femenina es una tragedia

Una de las primeras causas por las que los hombres visitan a un especialista en Dermatología, es la posibilidad de sufrir alopecia (pérdida del cabello). Con los primeros síntomas, por joven que sea el paciente, se preocupa de realizar una consulta para verificar qué posibilidades tiene de padecerlo y qué soluciones se le proponen. Como en muchas ramas de la medicina, la cultura popular opina y aconseja remedios y soluciones, muchas veces de dudoso éxito que por lo general, terminan conduciendo a la consulta de un especialista.

En el siguiente vídeo, la Dra. Paz Cerdá explica cuáles son los mejores tratamientos para combatir la alopecia.

Popularmente, parece que sea una dolencia exclusiva de los hombres, porque el tema de los “calvos” es recurrente en la sociedad; pero lo cierto es que la pérdida de cabello afecta psíquicamente tanto a hombres como a mujeres. Los dermatólogos opinan que la mujer sufre “mayor repercusión anímica, incluso cuando padece un grado mínimo de alopecia, porque una mujer con poco pelo frecuentemente se siente discriminada, como “un bicho raro”.

Ruta calvicie en mujeres

Ruta de la calvicie en las mujeres

La Dra. Paz Cerdá, en su consulta de Zaragoza, atiende a numerosos pacientes que acuden con cuadros de ansiedad por temor a la pérdida de cabello en unos casos, o por la constatación de que algo les está sucediendo porque, sin mediar una causa genética, cada vez tienen menos cantidad de pelo.

La doctora Cerdá, es especialista en Dermatología con más de 25 años de experiencia. Pertenece a la Junta Directiva de la Academia Española de Dermatología, además de ser vocal de la Asociación. Socia fundadora del Centro Láser Quirón y Centro Láser Ruiseñores. Actualmente dirige su propia consulta privada de Dermatología y Tratamientos Láser en el centro de Zaragoza.

Pregunta.— ¿Qué es la alopecia?

Dra. Cerdá.— Alopecia significa caída patológica del pelo de cualquier tipo y en cualquier lugar del cuerpo. Coloquialmente se utiliza como sinónimo del término calvicie, aunque dermatológicamente hablando no resulta equivalente, porque excluye todas aquellas alopecias que no llevan a una situación evidente y marcada de falta de cabello. Cuando hablamos de alopecia la gente pensamos más en la alopecia androgenética (calvicie común) del varón. En el caso de la mujer, la alopecia androgenética se denomina “alopecia androgenética de patrón femenino”

Podemos establecer que la pérdida de cabello (alopecia) es la caída de más de 100 cabellos al día. Si comprobamos una pérdida de cabello tan importante como para que el espesor del pelo se reduzca visiblemente estaremos posiblemente ante un cuadro de alopecia. Los pacientes normalmente consultan cuando la pérdida se produce en el cuero cabelludo; pero la pérdida puede producirse en otras zonas de la superficie corporal como las pestañas, cejas, axilas, región genital y barba.

Ruta alopecia hombres

En este esquema, la Dra. Cerdá muestra el itinerario que recorre la alopecia en el cuero cabelludo de los hombres

P.—¿A qué atribuye la importancia tan dramática que las personas damos a la pérdida del cabello?

Dra. C.— La pérdida de cabello afecta psíquicamente tanto a hombres como a mujeres. Los dermatólogos opinamos que la mujer sufre mayor repercusión anímica incluso cuando el grado es mínimo. Está demostrado que produce severos perjuicios psicológicos y afecta de manera decisiva a la calidad de vida. Un hombre calvo es socialmente aceptado con normalidad, pero una mujer con evidente poco pelo normalmente se siente discriminada.

Una de las pruebas indicadoras de la importancia que la humanidad damos al pelo- y la mujer suma casi la mitad de los habitantes del planeta- es que, por ejemplo, en el año 2008 nos hemos gastado más de 298 millones de euros en tratamientos para la calvicie.

P.—¿Por qué se cae el pelo?

Dra. C.— La caída del cabello, en algunos casos, puede ser la expresión de una enfermedad sistémica o por causas genéticas, en las que no influyen factores ambientales con implicaciones potencialmente importantes.

Pero la caída y renovación del cabello es un proceso normal en los seres humanos. Todos los días nacen nuevos cabellos y otros se caen. Se trata de una renovación continua, ajustada al ciclo de la vida que tiene previsto que los cabellos se renueven continuamente. Tenemos entre 130.000 y 150.000 pelos que cubren todo nuestro cuerpo, depende de la zona en la que esté situado el pelo tienen un proceso de crecimiento y caída diferente. En el cuero cabelludo crece una media de 1 milímetro cada tres días, mientras que el crecimiento de las pestañas es más lento por poner un ejemplo.

P.—En el caso de que la caída del cabello no pueda atribuirse a la expresión de una enfermedad sistémica, ¿A qué otras causas podemos achacarlo?

Dra. C.— Son muy variadas y en cada persona puede manifestarse por situaciones distintas. La matriz capilar es muy sensible a cualquier cambio que se genere en nuestro organismo, voluntario o no. Hay cuestiones como los malos hábitos alimenticios, los problemas hormonales, las infecciones, el estrés, las anemias, la contaminación ambiental, los abusos de tintes, lacas, mascarillas y otros productos existentes en el mercado para, en teoría, “mejorar nuestro cabello” que pueden desencadenar o favorecer la caída del pelo en unas personas; y a otras no les afecta para nada.

También la aparición de caspa y grasa en el cuero cabelludo puede servir de alarma para consultar al especialista y de este modo prevenir y anticiparse a una posible caída del pelo.

P.—¿Qué tipos de Alopecia existen?

Dra. C.— Para una persona de la calle que padece un problema de alopecia es muy difícil identificar si lo es y de qué tipo o subtipo, porque existen varias posibilidades. Las alopecias pueden clasificarse en dos tipos: no cicatriciales (la alopecia que es consecuencia de una enfermedad primaria que afecta a los folículos pilosos) y cicatriciales (La calvicie producida por el daño de los folículos pilosos a causa de infecciones, tumores, quemaduras, radioterapia y quimioterapia).

1. Alopecias no cicatriciales.

1.1 Alopecia androgenética, aparece en personas con predisposición genética. Se trata de la influencia de las hormonas masculinas en el folículo piloso. En los hombres, produce un retroceso progresivo de las líneas de implantación frontal (las famosas entradas) y el aclaramiento del vértex (la coronilla) hasta que ambas zonas se unen. En las mujeres se produce en la región interparietal (lo que llamamos la “raya en medio”) sin que afecte a las “entradas”.

Para llegar a un diagnóstico suele ser suficiente la prueba clínica que practique el especialista.

1.2 Alopecia aerata, es la alopecia en placas redondas que se quedan sin pelo en el cuero cabelludo y otras regiones. El proceso responde a varios factores, en el que desempeñan un papel importante la autoinmunidad, la predisposición genética, el estrés, y la ansiedad del paciente. También puede tener relación determinados procesos de la glándula Tiroides.

1.3 Efluvios, Tenemos descritos dos tipos:

1.3.1 Efluvio telógeno, cuando se produce un desprendimiento incrementado y transitorio de pelos normales. Se trata de una renovación de cuero cabelludo, de una muda de pelos viejos por nuevos. Se identifica porque se caen muchos más cabellos al día de lo que es habitual después de un acontecimiento desencadenante (partos, infecciones, fiebre alta, estrés, etc.). Esta caída se normaliza en los meses siguientes y la densidad capilar normal puede recuperarse entre 6 y 12 meses después. Popularmente a este proceso se le identifica con el refrán “echar el mal pelo” que tiene otras connotaciones sociales relacionadas con la sanidad y superar una enfermedad.

1.3.2 Efluvio anágeno cuando se desprenden pelos distróficos (que están dañados). Suele producirse como consecuencia de intoxicaciones, radioterapia craneal o quimioterapia con agentes alquilantes (productos químicos). Se produce una pérdida de cabello, rápida y difusa, que puede afectar también al pelo de las cejas, las pestañas, la barba y el cuerpo

2. Alopecias cicatriciales. Suponen el 3% de las consultas dermatológicas sobre alopecias. Requieren realizar una serie de pruebas para identificarlas con exactitud. Pueden ser:

2.1 Primarias: Linfocíticas, Neutrofílicas, Mixtas e inespecíficas. Se producen por inflamación y destrucción total del folículo piloso y no hay capacidad de regeneración.

2.2 Secundarias: Producidas por agentes físicos (traumatismos, radiaciones ionizantes, quemaduras), Procesos infecciosos y Procesos tumorales.

Curar la alopecia con plasma enriquecido en plaquetas

La Dra. Cerdá inyectando plasma enriquecido en plaquetas de la propia sangre del paciente. Actualmente es uno de los métodos con mejores resultados en contra de la alopecia

P.—Con una lista tan variada de tipos de alopecia ¿Qué tratamientos existen para solucionarlo?, ¿Se ha inventado la solución definitiva para acabar con la calvicie?

Dra. C.— En Medicina es poco prudente hablar de soluciones definitivas. Sobre todo para un tema como este que afecta a millones de personas en el mundo. Desde luego, hay tratamientos muy buenos con resultados satisfactorios. Todo depende de que el paciente esté bien diagnosticado y responda al tratamiento sugerido. Como siempre planteamos los médicos: no se nos pueden exigir milagros.

Las pruebas complementarias son necesarias según los casos, antes de aplicar un tratamiento, para definir correctamente el diagnóstico. En la alopecia androgenética para las mujeres, en ocasiones, es necesario practicarlas porque ayudan a identificar otras causas tratables del debilitamiento capilar. En los varones, el tratamiento de Finasteride puede frenar la caída del cabello y favorecer la repoblación.

En problemas como el Efluvio Anágeneno, no existe ningún tratamiento efectivo y suele recuperarse el cabello cuando cesa el agente desencadenante (intoxicaciones, radioterapia, quimioterapia). En el Efluvio Telógeno, se suelen pedir pruebas complementarias para valorar posibles déficits nutricionales, y normalizar las cifras analíticas de hierro y cinc. En este caso, el cabello se recupera en 6 meses con ayuda de tratamiento.

Los tratamientos pueden variar según las causas que la originan (alopecia androgenética, alopecia arata, o provocada por estrés u otros trastornos). Los tratamientos más frecuentes son:

  1. Los Nutrienticos, complementos nutricionales enfocados a nutrir y reparar el folículo piloso.
  2. Fármacos como el Finasteride. La Finasterida es un principio activo antiandrógeno que actúa inhibiendo la DHT (hormona masculina) que provoca la miniaturización de los folículos pilosos. Es el tratamiento que mejores resultados está obteniendo contra la alopecia androgenética
  3. Fármacos de uso tópico (Minoxidil, en lociones y preparados). El Minoxidil actúa de vasodilatador aumentando la circulación de los folículos pilosos.
  4. Los Factores de Crecimiento Plaquetario, conocidos como FCP, son una de las terapias más exitosas en la actualidad para el tratamiento de la alopecia androgenética masculina y femenina. Se trata de péptidos o fracciones proteicas bioactivas que ayudan a la multiplicación, crecimiento y migración de las células, consiguiendo así la regeneración celular. Los FCP aumentan su actividad cuando se combinan con la Carboxiterapia (aplicación de CO2 con micropunciones en el cuero cabelludo.

En Zaragoza, la Dra. Cerdá practica tratamientos con FCP (Factores de Crecimiento Plaquetario) con resultados muy positivos para mitigar los efectos de determinadas alopecias

5. En algunos casos, los pacientes optan también por el trasplante de cabello y en este planteamiento, hay que tener mucho cuidado y ponerse en manos de un médico especializado, porque hay mucha “oferta milagro” en el mercado, sin ninguna garantía.

Recorrido por la vida de un cabello

Los límites entre la caída de pelo natural y la patológica es impreciso. Una cierta cantidad de pérdida capilar es totalmente normal, ya que cada pelo se renueva constantemente. Durante la regeneración, el “lugar de producción” de un cabello, el folículo capilar y su raíz, atraviesa un ciclo de tres fases:

  • Fase de crecimiento (fase anágena)
  • Fase de reposo (fase catágena)
  • Fase de caída (fase telógena)
Mapa del cabello

En este gráfico la Dra. Cerdá muestra el ciclo del cabello

En la fase anágena el pelo es nutrido desde la raíz y crece. En las personas sanas esta parte del ciclo dura varios años. Durante la fase de crecimiento las células son especialmente vulnerables a factores externos. Si aparecen en esta fase, esta suele finalizar antes de tiempo.

Durante la fase catágena, que tan sólo dura unas dos semanas, se interrumpe la nutrición del pelo y las células ya no se dividen. A continuación el pelo entra en una fase de descanso (caída), la fase telógena, que dura aproximadamente de dos a cuatro meses. Hacia su final, el pelo se cae y comienza un nuevo ciclo. Si el ciclo vital del folículo piloso está alterado, puede llevar a la alopecia.

Hay diferentes técnicas que aportan información sobre la situación clínica del cabello. Inspección, Palpación, Pellizcamiento (signo de Jacquet), Tracción, Tricograma, Fototricograma, Biopsia, observación con microscopio del tallo del peloanálisis químico del pelo. Pero todas ellas sólo tendrán la garantía de conducir a un buen diagnóstico si son ordenadas y practicadas por un profesional de la sanidad. No conviene perderse en el mercado de ofertas de los famosos “tratamientos milagro” que se prometen recuperar el pelo.

El argumento viene dando excelentes beneficios a muchas marcas, y escasos resultados a clientes bienintencionados o “desesperados”. Lo sensato es ponerse en manos de un profesional que no va a “prometer la luna” sino que, tras aplicar sus conocimientos científicos, propondrá una recomendación de tratamiento, informará de los pros y los contras. Porque sobre todo el trabajo de un médico es prevenir y curar; nunca engañar a sus pacientes.

Dra. Paz Cerdá Escar

Experta en:

  • Enfermedades de la piel
  • Dermatología oral y genital
  • Bio-estimulación de plasma enriquecido
  • Alopecia
  • Tratamientos Láser
  • Dermatología estética
  • Rejuvenecimiento con láser, luz pulsada y peeling

Pedir cita con Dra. Paz Cerdá Escar

Pº Independencia, 21 Pral. Izquierda 50001 Zaragoza