292015Sep
El “mal aliento”: un problema muy desagradable  

Los olores bucales siempre han sido un factor de preocupación para la sociedad. La halitosis, más conocida como mal aliento, no es una enfermedad, sino una condición humana que suele acarrear problemas en las relaciones sociales para las personas que lo padecen.

Todas las culturas han tratado de paliar o enmascarar este problema que sufre mucha gente porque, es evidente, que el mal aliento resulta muy desagradable tanto para el que lo padece como para sus interlocutores que tienen que soportarlo. Por ejemplo, los romanos utilizaban mecanismos para enmascarar el problema de Halitosis, con pastillas perfumadas, masticando hojas y tallos de plantas.

En España un 30% de la población adulta ha sufrido alguna vez halitosis (mal aliento)

Otro ejemplo se encuentra en el Talmude (libro sagrado de los judíos), de hace dos mil años, dónde se señala que “frente a algunas condiciones, como, por ejemplo, el mal olor de uno de los compañeros, existe la posibilidad de deshacer legalmente el matrimonio, el Ketuba“. Se reconoce el mal aliento como causa para un divorcio.

Sin embargo hay interpretaciones para todos los gustos, en la Edad Antigua, emitir fragancias de la boca significabaexhalar la dulzura de la vida y prueba de pureza del alma de una persona”, si el olor resultaba agradable.

Ya en el cristianismo, se supone que el diablo emitía olor de azufre; que los pecadores exhalaban por la boca, no se sabe de dónde salió idea tan peregrina, incluso pensaban que los pecados eran más o menos graves en función de si el aliento olía a azufre con mayor o menor intensidad.

El olfato es un sentido susceptible a gran adaptación. En la primera exposición a un olor muy fuerte, la sensación puede ser muy intensa, pero dentro de un minuto, casi no será sentido, en el caso de la Halitosis por quién la padece. Ello provoca que los individuos que la sufren, son incapaces de mesurar su propia halitosis.

halitosis-boca
De los problemas de Halitosis (mal aliento), existen referencias desde 1550 a.C., en papiros. Incluso Hipócrates decía que “todo joven debía tener un aliento agradable, teniendo cuidado siempre de lavar su boca con vino, anís y semillas de hinojo”. En la actualidad, la inmensa mayoría de los estudios realizados estiman que alrededor del 90% de las causas de la Halitosis, están originados en la boca.

El Dr. Fernando Loscos, médico estomatólogo, lleva más de 28 años de experiencia profesional en Zaragoza. Su clínica dispone de personal especializado en este tipo de tratamientos y de los equipos de diagnóstico más actuales… Siendo uno de los centros más completos de Aragón.

En este artículo nos aclara cómo abordar el problema de la Halitosis (mal aliento) que se estima padecen o han padecido en torno al 30% de la población adulta alguna vez en su vida.

Pregunta.— ¿Qué es la Halitosis?

Dr. Loscos.— Popularmente lo conocemos como “el mal aliento“. Se define como el conjunto de olores desagradables u ofensivos que emanan de la cavidad bucal, independientemente de cuál sea su origen.

No hay diferencias que señalen si la padecen más los hombres o las mujeres; sólo que estas últimas suelen preocuparse más por su aspecto y es mayor el número de mujeres que demanda un tratamiento en relación con los hombres.

P.— ¿Quién puede padecer Halitosis?

Dr. L.— Se podría decir, que todas las personas, en algún momento de su vida, padecen Halitosis transitoria. Tienen algún episodio del mal aliento. Se puede manifestar por la mañana al despertar, debido a la disminución de la secreción de saliva que se produce durante las horas que dormimos y que exacerba el olor provocado por determinados alimentos que consumimos, bebidas alcohólicas, cigarrillos o ciertos medicamentos.

Las personas que son conscientes de su problema, es porque alguien conocido o cercano se lo ha dicho.

La persona que padece la halitosis normalmente no lo percibe, debido a la incapacidad que tiene el ser humano para detectar su propio aliento.

P.— ¿Qué es lo que provoca el mal aliento?

Dr. L.—. Existen dos tipos de Halitosis: la extraoral e intraoral.

La Halitosis intraoral es la que procede de la cavidad oral y se debe en la mayoría de los casos al acumulo de placa bacteriana en la lengua, aunque también puede estar originado por otras situaciones como problemas periodontales, gingivitis o caries.

Cuando la Halitosis es extraoral está originada fuera de la cavidad oral. Normalmente está causada por trastornos sistémicos del tracto respiratorio superior/inferior, del aparato digestivo, así como por enfermedades hepáticas o renales.

Las causas de Halitosis oral pueden ser patológicas y no patológicas:

Las causas no patológicas son:

  • El mal aliento matutino: debido a que durante el sueño, el flujo de saliva disminuye lo que facilita un crecimiento incontrolado de bacterias que producen gases malolientes.
  • Prótesis dental: las prótesis dentales y los puentes, acumulan comida que producen un olor desagradable si no se lava convenientemente.
  • La edad: las glándulas salivales con la edad, tiene cambios regresivos, que dan lugar a menor saliva y de peor calidad.
  • Medicamentos: hay fármacos que producen boca seca, y al haber menos saliva se dificulta la limpieza de la cavidad oral.
  • Tabaco: fumar crea mal aliento, que puede durar, incluso días después de haber dejado de fumar.
  • Dietas: después de comer algunos alimentos como ajo o cebolla, o consumir alcohol, es frecuente el mal olor, por la existencia de determinados metabolitos que se expulsan a través de los pulmones.
  • Ayuno: una dieta hipocalórica o saltarse comidas, puede provocar mal aliento.

Causas patológicas:

  • Caries, enfermedades periodontales.
  • Infecciones faríngeas víricas, bacterianas o fúngicas.
  • Úlceras infecciosas, traumáticas o estomatitis.
  • Higiene oral deficiente: los lugares donde suele acumularse más bacterias en la cavidad oral son la lengua y los espacios entre dientes (interproximales).
  • Aufgerauchte Zigarettenstummel - Rauchen

P.— ¿Cómo se diagnostica?

Dr. L.— En la Clínica Dental Loscos contamos con la tecnología más puntera en el diagnóstico de la Halitosis, permitiéndonos mediante una sencilla prueba, conocer el origen del mal aliento. A través del sistema oral croma (se trata de una análisis por medio de una cromatografía de gases bucales) podremos saber si el origen del mal aliento es intraoral o extraoral.

Además, realizamos un completo estudio dental y médico, incluyendo hábitos dietéticos, medicación y enfermedades sistémicas entre otras cosas, que nos permiten analizar el problema de manera más completa.

P.— ¿Como se trata la Halitosis?

Dr. L.— El tratamiento será personalizado y basado en el estudio intrabucal y extrabucal. Si el origen es extrabucal remitiremos al paciente al especialista adecuado. Si el problema es intrabucal, que es el origen más frecuente ya que se produce en el 80% de los casos, propondremos el tratamiento más adecuado en base a los datos obtenidos de la historia médica y estudio de gases. Esto unido a instrucciones que el doctor le facilita según sus características, eliminará el problema del mal aliento.

En pleno siglo XXI, disponemos de la tecnología necesaria para diagnosticar el origen de nuestro mal aliento y ponerle un remedio de higiene y un tratamiento médico, mucho más razonable y sensato que las utilizadas por nuestros antepasados.

Acudimos a la causa y le ponemos una solución más adecuada que los enjuagues que nos proponía Hipócrates. Basta con ponerse en las manos de un especialista médico en la materia, someterse a las pruebas de diagnóstico descritas y cumplir el tratamiento. Usted se sentirá más feliz y las personas que le rodean: ¡Se lo agradecerán!

P.— ¿El mal aliento se puede prevenir?

Dr. L.— Lo más importante para prevenir la halitosis o mal aliento es mantener una correcta higiene bucodental. Cepillarnos los dientes tres veces al día y complemente el cepillado con el uso del hilo dental y el colutorio.

También es importante evitar la sequedad de la boca con una buena hidratación. Hay algunas frutas, como lo cítricos y legumbres, como las verduras, que ayudan a producir más saliva, lo que evitará que tengamos la boca seca.

Llevar una dieta sana y equilibrada también nos ayudará en este propósito y, por supuesto, visitar periódicamente al dentista para evitar la aparición de enfermedades bucodentales.

Dr. Fernando Loscos Morató nuestro especialista en estomatología.

Es experto en implantes dentales, estética dental, bruxismo, cirugía guiada, ortodoncia estética y periodoncia. Más información sobre el Dr. Loscos.

Pedir cita con Dr. Fernando Loscos Morato

Plaza Diego Velazquez 2, Local 50006 Zaragoza

Comparte este artículo en...