142018Sep
Chocolate negro y aceite de oliva virgen extra, aliados para reducir el riesgo cardiovascular

¿Qué pensarías si te dijeran que comer chocolate es bueno para la salud? Los amantes del chocolate y la dieta mediterránea están de suerte. No nos lo estamos inventando, así lo afirma un reciente estudio realizado en la Universidad de Pisa.

El estudio de la Universidad de Pisa

El Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología ha sido el lugar para presentar este estudio. Los investigadores italianos que lo han encabezado aseguran que el consumo de pequeñas porciones de chocolate con más de 70% de cacao y de aceite de oliva virgen extra (AOVE) ayudan y participan en la reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Rossella Di Stefano, cardióloga de la Universidad de Pisa afirma que “pequeñas dosis diarias de chocolate negro con un añadido natural de polifenoles procedentes del aceite de oliva virgen extra se asocia con una mejora del perfil de riesgo cardiovascular”.

El estudio se llevó a cabo durante 28 días en los que se administraron 40 mg de chocolate puro a 14 hombres y 12 mujeres con al menos 3 factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. Durante la primera mitad del estudio se enriqueció el chocolate con un 10% de aceite de oliva y la otra mitad con un 3% de manzana roja de Panaia.

Los resultados mostraron que los días en que se administró chocolate enriquecido con aceite de oliva se favorecía el incremento del nivel de las células EPC (progenitoras endoteliales), que son las células que se convierten en vasos sanguíneos. Asimismo, el consumo aceite de oliva virgen extra se asocia a un aumento significativo del colesterol bueno (lipoproteínas de alta densidad) y a una presión arterial más baja.

La manzana roja

Además del aceite de oliva virgen y el chocolate también está la manzana roja Panaia como otra aliada contra el riesgo cardiovascular. Panaia es un tipo de manzana de procedencia italiana conocida por su alto contenido fenoles y antioxidantes, que ayudan a prevenir algunas enfermedades como las cardiovasculares. Los fenoles están presentes en muchos otros alimentos de origen vegetal como la cebolla, el cacao, el vino tinto o el té.

Las enfermedades cardiovasculares

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) 17.7 millones de personas fallecen a causa de enfermedades cardiovasculares. En España la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte de la población, en concreto, las mujeres la padecen un 6% más que los hombres.

Estas enfermedades están relacionadas con desórdenes en el buen funcionamiento del corazón y de los vasos sanguíneos, las más comunes en España son el ataque al corazón, la insuficiencia cardíaca y arritmia.

Las mujeres mayores de 65 años con riesgo de obesidad y el colesterol alto son el perfil de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Además, el sedentarismo, tabaco, dieta desequilibrada y estrés son también factores de riesgo junto con la predisposición genética que puede tener la persona. Según afirma el presidente de la Sociedad Balear de Cardiología, José María Gámez, ‘en Occidente, la enfermedad cardiovascular mata a más mujeres el cáncer de mama’.

¿Cómo mejorar la salud del corazón?

Nuestro corazón es un órgano importante dentro del perfecto engranaje de nuestro cuerpo y su funcionamiento. Por esa razón hemos de cuidarlo y tomar acción para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Junto con la ingesta de chocolate y aceite se pueden sumar más hábitos saludables como los que os contamos a continuación.

  • Mantener una dieta saludable. Se recomienda una dieta con menos azúcares refinados y grasas saturadas y con más verduras crudas, frutas y pescado.
  • Controlar la presión arterial. Hemos de asegurarnos de mantener la presión a raya y al menos revisarla una vez al año sino más en los adultos. Si se tiene la presión alta, habrá que revisarla con más frecuencia.
  • Muévete más. Hacer ejercicio es una de las recomendaciones clásicas, pero sigue siendo muy importante debido al aumento del sedentarismo en la población. Además de quemar calorías estamos beneficiando a la salud de los órganos de nuestro cuerpo.
  • Desestrésate. El estrés es un desencadenante de la presión arterial y si es severo puede ser el causante de un ataque cardíaco. El ejercicio es una de las formas para reducir el estrés más efectivas. Al hacer ejercicio segregamos serotonina y endorfinas, la llamada hormona de la felicidad que nos ofrecen una sensación de alegría y paz después del ejercicio.
  • Evitar el tabaco. Aunque no seas fumador puede que seas fumador pasivo si estás expuesto a lugares y ambientes en los que se fuma. Se recomienda reducir la exposición a estos ambientes.

Después de saber que el chocolate con alto porcentaje de cacao nos ayuda a reducir el riesgo cardiovascular, ¡ya no hay excusas para empezar a tomar acciones saludables para nuestro corazón y bienestar!

Compartir en Redes Sociales: