112019Mar
¿Pueden contagiarse enfermedades de transmisión sexual a través del sexo oral?

Las enfermedades de transmisión sexual son aquellas cuyo contagio se produce a través del contacto sexual entre las personas, afectando tanto a hombres como a mujeres.

La sangre, el semen, el fluido vaginal y corporal son las vías mediante las cuales se transmiten las infecciones, por lo que, como ya sabemos, la práctica de relaciones sexuales requiere siempre de protección.

En nuestros días, se ha avanzado mucho en la tarea de concienciar a la población sobre los riesgos de mantener relaciones sin protección. La visibilidad de los problemas causados por estas enfermedades, junto con la mayor facilidad para acceder a la información pertinente, han sido dos aspectos que han beneficiado enormemente a la comunidad.

La importancia de algún método de prevención como el preservativo, es un hecho que ya está asentado en una sociedad conocedora de los peligros de no adoptar las medidas adecuadas. Sin embargo, pese a los avances descritos anteriormente, siguen existiendo muchas dudas acerca de algunos temas concretos, siendo uno de ellos, sin duda alguna, si existe posibilidad de contraer una ETS con motivo de la práctica de sexo oral.

El Dr. Luis Rodríguez-Vela, experto en medicina sexual y urología en Zaragoza, es especialista en el diagnóstico, evaluación y tratamiento de las ETS.

¿Corro el riesgo de contagiarme si practico sexo oral?

Si te preguntas si te puedes contagiar practicando solo sexo oral, la respuesta es un contundente sí.

Mediante su práctica, existe la posibilidad de contraer una ETS, también conocidas como ITS (infecciones de transmisión sexual), tanto en los órganos genitales (pene, vagina y ano) como en la boca o la garganta. Si una de las personas involucradas en el acto sexual está infectada por alguna de las enfermedades puede producirse un contagio vía genitales-garganta y viceversa.

¿Qué enfermedades pueden transmitirse a través del sexo oral?

Hay una serie de enfermedades cuyo contagio es común si realizas esta práctica.

De esta forma, las más importantes son:

  • Herpes: Puede afectar tanto a los genitales (herpes genital) como a la garganta (herpes oral). Su contagio se debe al contacto piel con piel de la zona infectada. Pese a que lo más frecuente es que generen ampollas y llagas dolorosas, en ocasiones no se presentan síntomas, lo que hace que estemos ante una infección silenciosa.
  • Gonorrea: Se trata de una enfermedad que afecta a muchas personas en edades jóvenes (entre 15 y 25 años) y a más de 78 millones de personas a nivel mundial. Genera ardor al orinar (sobre todo en los hombres) o en la garganta. Aunque con un diagnóstico a tiempo no deberían producirse problemas mayores, la identificación de la afección en etapas tardías, puede generar múltiples complicaciones.
  • Sífilis: Se trata de una infección bacteriana muy contagiosa que provoca llagas en las zonas afectadas. Su tratamiento a corto plazo no supone problema alguno, pero si el diagnóstico no se produce a tiempo, puede tener consecuencias muy graves.
  • Clamidia: Es una infección bacteriana muy común que se transmite a través del esperma, el líquido preeyaculatorio y las secreciones vaginales. Rara vez presenta síntomas en el paciente, manifestándose estos, cuando se presentan, por dolores en la zona afectada.
  • VPH. Es lo que conocemos como el virus de papiloma humano. Practicar sexo oral a una persona portadora del virus puede ser motivo de contagio. Pese a que, generalmente, nuestras defensas eliminan la infección de forma autoinmune, de no ser así puede desencadenar en problemas mayores como el desarrollo del cáncer de garganta.
  • VIH. El sida también puede contagiarse por esta vía, aunque las posibilidades son muy escasas, existiendo sobre todo riesgo en el contacto oral con la sangre menstrual o al tener encías sangrantes o llagas en la boca, la vagina o el pene.

Ser portador de alguna de las anteriores afecciones incrementa la vulnerabilidad del paciente, el cual se queda más expuesto a contraer las demás ITS, por lo que es importante un diagnóstico a tiempo que permita, mediante el tratamiento idóneo, reducir los riesgos al máximo.

¿Cómo puedo prevenir el contagio de estas enfermedades?

Explicados los riesgos que conlleva la práctica del sexo oral, cabe destacar una serie de aspectos preventivos que las personas involucradas en las relaciones sexuales deberían cuidar:

  • Utilizar preservativos (condones). Tanto el esperma como el líquido preseminal, pueden ser causantes de las ETS especificadas anteriormente, por lo que el uso de este método anticonceptivo puede ayudar a prevenir el desarrollo de las mismas.
  • Información. El acceso a la información pertinente, así como la comunicación con la pareja, es fundamental para disminuir los peligros.

Recomendaciones

Debido a que muchas de las infecciones nombradas anteriormente pueden ser asintomáticas, es conveniente adoptar una serie de pautas.

  • Realizarte un chequeo que permita comprobar si eres portador de alguna ETS. Sobre todo, en casos en los que la persona tenga varias parejas sexuales, es importante realizar un test que certifique su buena salud.
  • Si cree que puede ser portador de alguna enfermedad porque presenta alguna reacción extraña en las zonas involucradas en el acto sexual, no deje pasar el problema y acuda a una consulta.

Dr. Luis Rodríguez Vela – Especialista en Andrología y Urología en Zaragoza

Experto en:

  • Disfunción eréctil
  • Ondas de choque para curar disfunción eréctil
  • Vasectomía sin bisturí
  • Peyronie o Incurvación pene
  • Varicocele – Infertilidad
  • Circuncisión – Fimosis
  • Reversión de la vasectomía (vasovasostomía)
  • Enfermedades de Transmisión Sexual – Virus Papiloma Humano
  • Próstata: Láser verde
  • Descenso del deseo sexual, Déficit de Testosterona

Pedir cita con Dr. Luis Rodríguez-Vela

Instituto de Urología y
Medicina Sexual
C/ Camino Cabaldos nº 13, 2ºB 50013 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: