¿Cómo se puede prevenir un ictus cerebral?

Una de cada seis personas sufrirá un ictus en algún momento de su vida. Es decir, padecerá un trastorno brusco de la circulación sanguínea que afectará a su cerebro.

Sus síntomas son muy característicos y van desde la pérdida o dificultad para hablar, ver o andar a la inmovilidad de una de las dos partes del cuerpo o la incontinencia urinaria.

Los especialistas coinciden en la importancia de su detección precoz, puesto que las primeras horas son fundamentales para minimizar las consecuencias posteriores al ictus.

En este sentido, el doctor Ignacio Urtiaga, especialista en Angiología y Cirugía Vascular en Zaragoza, afirma que ante la sospecha “de tener un infarto cerebral, hay que acudir a un centro de urgencia. Allí, se diagnosticará y se tratará en fase aguda.

En el siguiente vídeo, el Dr. Urtiaga explica cómo es el tratamiento y prevención del ictus cerebral.

En las primeras 6 horas puede tratarse y disolverse el trombo existente con lo que se reduce el grado de afectación neurológica”. En Aragón, funciona la Unidad de Ictus, donde se aplica un protocolo de actuación para cada caso.

Pregunta.- ¿Qué es un ictus cerebral?

Doctor Urtiaga.- Es un infarto cerebral producido por la falta de sangre de forma brusca por existencia de calcificaciones arteriales a nivel de vasos cerebrales extra e intracraneales que se rompen y emigran produciendo una embolia cerebral. Dependiendo del área y localización cerebral afectadas dará una historia clínica u otra.

P.- ¿Afecta a un grupo numeroso de población?

Dr. U.- El ictus ocupa en el mundo el segundo lugar entre las causas de defunciones, aproximadamente unos 15 millones al año.

El tabaquismo es el mayor factor de riesgo de sufrir un ictus. También lo son la hipertensión y el colesterol.

P.- ¿Hay personas con mayor riesgo de padecer un ictus?

Dr. U.- La aparición de un ictus está íntimamente relacionado con la arterioesclerosis, es decir, calcificaciones en las arterias. El principal factor de riesgo de sufrir arterioesclerosis es el tabaquismo.

También lo son la hipertensión arterial y la hiperlipidemia (aumento de colesterol y triglicéridos). Otras causas del ictus pueden ser la diabetes mellitus (incremento de glucosa en la sangre), la obesidad, la elevación de homocisteina que favorece la formación de trombos o la vida sedentaria.

Su incidencia es cada vez mayor porque también lo es la edad de la población.

También hay personas que tienen una predisposición genética (mutación genética por la que se heredan factores de nuestros antecesores) y los hace más susceptibles de padecer un ictus.

ictus-cerebral

De igual manera, algunas cardiopatías, es decir, un mal funcionamiento del corazón, arritmias o alteraciones de la frecuencia cardiaca; valvulopatía (lesión valvular cardiaca), alteraciones de flujo por disminución de presión arterial, pueden dar lugar a un ictus embólico de origen cardiaco.

También se puede producir el ictus por vasculitis (enfermedades del tejido conjuntivo de los vasos); infecciones; traumatismos y disección arterial.

P.- ¿A qué hay que estar atento ante la sospecha de un ictus?

Dr. U.-  Los síntomas son variados, pueden ser alteraciones visuales transitorias en un solo ojo, pérdida de visión, visión borrosa; dificultad al hablar; alteraciones motoras en brazo y pierna de un lado del cuerpo, acorchamiento de un lado del cuerpo, dificultad al andar o incontinencia urinaria.

La pérdida de visión de un ojo, alteraciones motoras en un lado del cuerpo o la dificultad de hablar son síntomas que pueden hacer sospechar de un ictus.

P.- ¿Es importante acudir a un centro médico ante las primeras sospechas?

Dr. U.- Es fundamental. Las consecuencias, así como las soluciones, de sufrir un ictus dependerán de la lesión cerebral o zona afectada. Pero también del tiempo que pase desde que se padece hasta que se actúa.

Yo recomiendo que, ante la sospecha de un ictus, hay que trasladar al enfermo a un centro de primer orden porque en ellos suele haber Unidades de Ictus. Allí, si no existe contraindicación se hará tratamiento trombolítico, es decir, se procederá a disolver el trombo, lo que reduce el grado de afectación neurológica y su desarrollo posterior.

Las seis primeras horas tras sufrir un ictus son fundamentales para minimizar las lesiones

P.- ¿Qué especialista se ocupa del paciente?

Dr. U.- Son especialistas en Angiología y Cirugía Vascular y neurólogo quienes se ocupan de pacientes afectados por ictus.

P.- ¿Cuál es el procedimiento a seguir después de la atención más urgente?

Dr. U.- Una vez tratada la fase aguda, se busca el origen del ictus mediante TAC cerebral. Se realiza un angioTAC de troncos supraórticos y cerebrales.

También un estudio cardiológico y un ecodoppler de troncos supraórticos, esto es, una ecografía que mide calibres arteriales, carótidas interna y externa. Todas estas pruebas se han de realizar a cualquier persona que ha sufrido un accidente isquémico.

P.- Una vez establecido el diagnóstico, ¿cuál es el tratamiento que se aplica?

Dr. U.- Cuando ya se ha diagnosticado la causa el tratamiento va desde el farmacológico, basado en sustancias para favorecer la anticoagulación o antiagregación según el caso; hasta la práctica de técnicas endovasculares mediante catéteres, es la preferida en las dilataciones arteriales (aneurismas) y malformaciones vasculares intracraneales.

A nivel extracraneal se realizan dilataciones con balón (angioplastia) sobre irregularidades en la pared arterial con estenosis y que producen algún síntoma descrito anteriormente y la colocación de Stent (que amplía el diámetro de la arteria) y que se realiza con anestesia local.

tratamiento-ictus tratamiento-ictus-cerebral

En algunos pacientes puede ser necesaria la práctica de una endarterectomía, una cirugía abierta para limpiar la arteria afectada preferentemente suele estar en la bifurcación de carótida.

Esta técnica da buenos resultados con escasa morbilidad y mortalidad.

P.- Las personas que ya han sufrido un ictus tienen más riesgo de volverlo a sufrir?

Dr. U.- Sí. La tasa de recidivas o volver a tener accidente isquémico transitorio (AIT) es de un 8% durante el primer mes; de un 12%, al cabo de un año y de entre el 25 y el 40% después de 5 años.

P.- ¿Cómo se puede prevenir un ictus?

Dr. U.- Puesto que el tabaquismo es una causa fundamental, la primera recomendación es dejar de fumar.

Asimismo, en el caso de otros factores externos, como la obesidad o el sedentarismo, habría que comenzar por abandonar los hábitos que nos perjudican e intentar llevar una vida más sana, una cuidada alimentación y realizar ejercicio como caminar.

Y si los riesgos están vinculados a nuestro estado de salud, hipertensión arterial, diabetes, colesterol, o incluso en los casos de riesgo genético, conviene llevar a cabo controles médicos para evitar la aparición de un ictus.

Sería obligado el realizar un estudio preventivo, una simple aspirina podría evitar accidentes de isquemias cerebrales. Lo ideal es llegar al diagnóstico antes de que pueda ocurrir un AIT si existen factores de riesgo conocidos.

Algunas cifras del ictus

  • En Aragón, hay más de ocho casos de Ictus al día, incluidos los episodios transitorios, esto significa que se dan alrededor de 3.000 casos anuales de ictus.
  • Una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida.
  • Cada seis minutos ocurre un ictus en el mundo. En España, según la Sociedad Española de Neurología, cada 14 minutos muere un paciente por ictus.
  • Las enfermedades cerebrovasculares son la primera causa de muerte para las mujeres y la segunda para los varones en España, y la primera causa de incapacidad permanente entre los adultos.
  • Tras el Alzheimer, las enfermedades cerebrovasculares son la segunda causa de demencia en el mundo.
  • En los últimos años se ha registrado una tendencia a la baja en la mortalidad gracias a los trabajos de prevención, la detección precoz y la mejora de la atención neurológica especializada hospitalaria.

Dr. Ignacio Urtiaga

El Dr. Urtiaga es especialista en Cirugía Vascular y el director médico del Instituto de Cirugía Mínimamente Invasiva. Es experto en técnicas quirúrgicas en varices sin hospitalización, tratamientos endovasculares, arañas vasculares con láser, termocoagulación, microespumas, angiografía digital, enfermedades venosas y arteriales y estudios funcionales por Eco Doppler.

Pedir cita con Dr. J. Ignacio Urtiaga Barrientos

Paseo Independencia, 32 3º C - 50.004 Zaragoza