172015Feb
Prevención del riesgo cardiovascular

En España, las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte para el conjunto de la población española, por delante del cáncer

La mayoría de la población tenemos conocidos que las padecen, en muchos casos hemos perdido algún familiar por su causa e incluso nosotros mismos hemos podido sufrir sus consecuencias. Sabemos que es un riesgo que asumimos si no llevamos una vida sana. Pero ¿de verdad se pueden prevenir?, ¿se puede cambiar la cultura de un país para disminuir ese peligro?

En Doctología el Dr. Franco nos ayuda a promocionar nuestra salud, como recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud) porque la misión de cualquier médico además de tratar de curar la enfermedad, en primer lugar debe de ser promocionar la salud de las personas. Promover la salud para proporcionar salud. Y en esa tarea un especialista en Medicina Interna tiene una visión global privilegiada.

Arterias y colesterol

El colesterol es uno de los riesgos cardiovasculares más comunes

La ciencia médica es quien se ocupa de ayudar a los médicos a discernir las causas, los efectos y las relaciones (complicadas o no) de los procesos biológicos de las enfermedades. Se trata, de reducir al mínimo posible la incertidumbre con la que se estima el riesgo de desarrollarlas, y es en este terreno es en el que se enmarca la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares.

Pregunta. ¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Respuesta. Las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al corazón o a los vasos sanguíneos. Existen diversos tipos de enfermedades cardiovasculares, y entre ellas debemos destacar por su incidencia la hipertensión arterial, la enfermedad coronaria (que los médicos llamamos Cardiopatía Isquémica), el accidente cerebrovascular (trombosis o derrame cerebral) y la enfermedad arterial periférica por arteriosclerosis.

Según el propio Ministerio de Sanidad, en España, las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte para el conjunto de la población española por delante del cáncer. En el año 2004 las enfermedades cardiovasculares ocasionaron 123.867 muertes, 56.359 en hombres y 67.508 en mujeres, lo que supuso el 33,3% de todas las defunciones, 29% en hombres y 38% en mujeres, con una tasa bruta de mortalidad de 290 por 100.000 habitantes, 269 en varones y 311 en mujeres.

Con estos datos merece la pena pararse y pensar que las campañas de prevención de riesgos cardiovasculares son absolutamente imprescindibles y los métodos tienen que modernizarse.

¿Disponemos hoy en día de herramientas eficaces para prevenir los riesgos cardiovasculares?

Hace ya varios años que en España, también en Zaragoza, se están desarrollando campañas institucionales para prevenir los riesgos cardiovasculares. Tenemos en este terreno algunas herramientas y sobre todo especialistas, como por ejemplo el Dr. Christopher P. Loscalzo, que es una autoridad mundial en el tema de la prevención, y lideran líneas de investigación con resultados muy llamativos.

Corazón sano

En mi consulta practicamos la prueba “Índice Tobillo-Brazo”, el índice CAVI, el análisis de la velocidad de la onda de pulso, la variabilidad de la frecuencia cardiaca y el análisis por ecografía de las estructuras arteriales periféricas. Estas son una batería de pruebas no invasivas que estratifican la situación vascular y establecen un pronóstico a medio y largo plazo. Nos proporcionan unos resultados muy útiles en el campo de la prevención, y en este sentido permiten ayudar a muchas personas.

Pero conviene hacer pedagogía y explicar a la población que los médicos e investigadores no estamos con los brazos cruzados. El Grupo de Trabajo Europeo para la prevención cardiovascular recomendó la utilización de la tabla “SCORE” para la predicción del riesgo de muerte cardiovascular en 10 años, y así facilitar la toma de decisiones en las intervenciones clínicas. Hace décadas, desde que se publicaron los primeros resultados del estudio de Framingham, que permitieron establecer los primeros riesgos relativos y “factores de riesgo” más importantes. Aprendimos que modificándolos conseguíamos 3 objetivos: disminuir la incidencia de cardiopatía isquémica (infartos, anginas de pecho), retrasar su aparición a edades más avanzadas y conseguir que los acontecimientos fueran, en promedio, más leves.

“Índice Tobillo-Brazo e Índice CAVI”, son pruebas no invasivas que se asocian al pronóstico a medio y largo plazo, y nos proporcionan unos resultados muy útiles en el campo de la prevención

Y con esos datos tan espectaculares de muertes por enfermedades cardiovasculares, ¿tiene alguna incidencia mayor el país del que procedes, la cultura dónde vives?

Sospechamos, con mucho fundamento, que cada población tiene su propia idiosincrasia en el riesgo cardiovascular, como se aprecia con claridad en los distintos comportamientos que observamos en Europa entre la población del Sur y la del Norte. Hay leyendas urbanas sobre que los del Norte sufren más infartos por su tipo de nutrición; pero todo está cambiando y en el Sur el nivel de enfermedades cardiovasculares también se ha disparado               

Actualmente, la prevención cardiovascular se basa en el cálculo del riesgo de desarrollar un acontecimiento coronario o cerebrovascular a 10 años mediante tablas de riesgo adaptadas a las incidencias y prevalencias en tu área regional de estas enfermedades.

En España se han validado y establecido los puntos de corte en la probabilidad de aparición de acontecimientos a 10 años en un porcentaje estimado del 5, 10 y 15%, que estratifican los niveles de riesgo bajo, moderado, y alto. Uno de los problemas clave en la prevención cardiovascular reside en el hecho de que los pacientes con riesgo moderado (5 al 9,9%), constituyen el 24% de la población de edades comprendidas entre los 35 a 74 años, y concentran la probabilidad del 37% de los acontecimientos coronarios a 10 años.

Factores riesgo cardiovascular gente mayor

En España la población de 35 a 74 años concentran el riego del 37% de los problemas coronarios a 10 años vista

Usted ha mencionado que se sigue investigando con resultados muy llamativos…

Es cierto. Para los especialistas que trabajamos los programas de prevención de riesgo cardiovascular, en la actualidad nos aproximamos al cálculo del riesgo cardiovascular mediante el recuento de factores de riesgo, lo cual no es óptimo pero resulta aceptable a efectos prácticos. Estudios actuales nos ponen de manifiesto la importancia de nuevas valoraciones. Así resulta muy importante tener en cuenta el valor del calcio arterial coronario (CAC) en la detección de enfermedad aterosclerótica coronaria (EAC) en individuos asintomáticos. Los investigadores, como el Dr. Martín Luis Descalzo y colaboradores han publicado que el CAC es un método eficaz para determinar la extensión y magnitud de la EAC, y que puede mejorar la capacidad predictiva de los factores de riesgo tradicionales.

Lo cierto es que mientras no se disponga de estimaciones del riesgo basadas en segmentos de población española suficientemente grandes, la utilización de los factores de riesgo cardiovascular clásicos, en tablas de predicción calibradas para el país permiten adoptar decisiones clínicas y de salud pública adecuadas.

El Dr. J. M. Franco Sorolla es experto en:

  • Hipertensión arterial
  • Factores de Riesgo Cardiovascular
  • Obesidad
  • Enfermedades autoinmunes
  • Medicina Evaluadora

Pregunta frecuente: Si sospecho que puedo estar en riesgo de sufrir un problema cardiovascular y no sé realmente el alcance del peligro ¿Es muy caro realizar las pruebas de para prevención?

Respuesta: Como norma de prudencia, si uno advierte síntomas que le lleven a pensar que podría tener algún problema cardiovascular, hay que acudir a un especialista en Medicina Interna para que evalúe los síntomas y decida si hay que hacer pruebas, qué pruebas en cada caso, e incluso coordinar la colaboración de otros especialistas (Cirugía vascular, Cardiología, Neurología etc).

Por eso lo recomendable es pedir una cita, y tras la primera visita, elaborar el plan de manera individual, y realizar las pruebas complementarias que en cada caso sean las adecuadas.

Más información sobre la prevención de riesgo cardiovascular en el Ministerio de Sanidad

Pedir cita con Dr. José Miguel Franco Sorolla

C/ Francisco Vitoria 8-10-12 - Escalera 12 - Entresuelo Izda 50008 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: