212019Feb
Enfermedades de la retina: ¿Cuáles son más habituales y qué síntomas presentan?

Cerca de 5 millones de personas en España están en riesgo de padecer ceguera a causa de las enfermedades de la retina, especialmente debido a la degeneración macular asociada a la edad, la retinopatía diabética y la alta miopía.

La detección precoz de las enfermedades de la retina puede evitar la cirugía y ayudar a preservar gran parte de la visión. Según la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera, el 80% de los casos de pérdida de visión podrían evitarse. El Dr. Emilio Abecia, oftalmólogo especialista en Retina y Vítreo en Zaragoza, recomienda visitar al oftalmólogo siempre que se presenten los síntomas que más adelante describiremos para intentar evitar consecuencias mayores como la pérdida de visión.

La retina es una capa formada por varios tipos de células que recubre por dentro el globo ocular. Va a recibir las imágenes en forma de luz y las va a transformar en una señal eléctrica que, conducida hasta el cerebro por el nervio óptico, será convertida en una percepción.

Para alcanzar la retina la luz atraviesa la córnea, el humor acuoso, el cristalino y el humor vítreo, siendo necesaria la mayor transparencia posible en estas estructuras.

Si comparamos el ojo con una antigua cámara fotográfica, la retina sería la película.

El científico aragonés más famoso, Ramón y Cajal, describió por primera vez la estructura microscópica de la retina como diez capas bien diferenciadas.

¿De qué partes consta la retina?

Descripción Macro

En la compleja estructura que es la retina podemos distinguir diferentes partes, las más importantes son:

  1. El nervio óptico o papila óptica: donde se agrupan todas las fibras nerviosas para abandonar el ojo; se acompañan de vena y arteria oftálmicas, que son las encargadas de nutrir las capas más internas de la retina.
  2. Mácula: es la zona de la retina encargada de la visión central, de la lectura, colores, caras, detalles finos… Su zona más central y perfecta es la fóvea, tan especializada que no tiene ni vasos sanguíneos que puedan entorpecer los detalles de la visión fina.
  3. Retina periférica: permite la visión periférica y nocturna.
  4. Vítreo: es el gel trasparente adherido a la retina y que ocupa la cavidad del globo ocular. Con la edad va sufriendo proceso de envejecimiento y es el responsable de las “moscas volantes” que ven algunos pacientes.

Descripción microscópica

Microscópicamente la retina está formada por diez capas bien diferenciadas. Están íntimamente conectadas para ir transformando la señal de luz que reciben en el impulso nervioso.

A grandes rasgos diferenciamos:

  1. Capa más externa, formada por el epitelio pigmentario y los fotorreceptores, capa encargada de la función visual propiamente dicha, ya que reciben la luz y la transforman en estímulo nervioso.
  2. Capa intermedia de células bipolares.
  3. Capa interna de células ganglionares.
  4. Entre ellas se colocan las fibras nerviosas que conectan capa tipo celular

retina

Enfermedades más habituales de la retina

Debido a esta especialización es de suponer que las enfermedades que afectan a la retina van a repercutir de forma muy negativa en la visión del paciente.

Los procesos que más frecuentemente se presentan son:

  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE): Esta patología aparece cuando el centro de la retina comienza a deteriorarse, lo que provoca una visión central borrosa o un “punto ciego”.
  • Diabetes y otros procesos vasculares de la retina. La diabetes puede afectar a los ojos y la retinopatía diabética daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina.
  • Desprendimiento de retina: Se trata de una urgencia que sucede cuando la retina se despega de la parte posterior del ojo. Se define por la presencia de un líquido debajo de la retina.
  • Patología quirúrgica de la mácula; agujero y membrana epirretiniana maculares. El agujero macular es un defecto pequeño en el centro de la retina; mientras que la membrana epirretiniana se da cuando esta empuja la retina hacia arriba, lo cual distorsiona la visión.
  • Miopía magna o alta miopía: Es como llamamos a la miopía que padecen los pacientes con más de 6 dioptrías.
  • Enfermedades heredo degenerativas.

¿Qué síntomas suelen presentar las enfermedades de la retina?

La mayoría de estas enfermedades son indoloras y de presentación más o menos brusca, aun así, se pueden presentar síntomas previos que nos ponen en la pista y permitirían poner en marcha medidas antes de un mayor deterioro.

Existen diferentes síntomas que nos deben alertar y consultar con el oftalmólogo.

  • Moscas volantes de presentación brusca, sobre todo si se acompañan de relámpagos o destellos brillantes.
  • Pérdida rápida de visión o presencia de una mancha oscura en el centro de la visión; a veces se puede presentar como si “faltaran trozos” de nuestro campo visual, ya sea “apolillamiento” o sensación de un telón en los lados de la visión.
  • Ver distorsionado, es decir, ver las líneas torcidas.

Diagnóstico y Tratamiento

La consulta al oftalmólogo consistirá en una exploración completa de nuestra función visual, con dilatación de la pupila y posiblemente con otras técnicas de exploración de imágenes, como la tomografía de coherencia óptica (OCT) o angiografía con fluoresceína (AGF), que resultarán esenciales en el diagnóstico diferencial.

Los tratamientos indicados suelen ser de aplicación rápida, lo antes posible, muchas veces se necesitará cirugía vitreorretiniana, otras inyecciones intraoculares. Aunque muchas de estas enfermedades provocan defectos severos de la visión, si el tratamiento se instaura a tiempo en muchas ocasiones seremos capaces de preservar gran parte de la función visual.

Dr. Emilio Abecia – Oftalmólogo en Zaragoza

Experto en:

  • Cirugía de la retina.
  • Desprendimiento de retina.
  • Patología macular.
  • Miopía magna.
  • Retinopatía diabética.
  • Retina médica.
  • Cirugía de la catarata.
Comparte este artículo en...