52015Oct
Déficit de testosterona: a mayor edad, menos hormona masculina

Está considerada como la hormona masculina por excelencia, la testosterona se asocia en el lenguaje popular con la “hombría”. En los hombres está producida por los testículos y de su correcto funcionamiento depende el deseo sexual, la erección, la fuerza y la actividad física. Pero también, desempeña un papel importante en muchas funciones del organismo, desde los músculos al cerebro, el hígado o la piel.

A los 20 años se producen los niveles más elevados de testosterona y a partir de los 30 años se va produciendo lentamente su disminución. En algunos hombres adultos, este descenso es muy acusado y provoca alteraciones en el funcionamiento del organismo, los médicos lo llaman “Hipogonadismo de inicio tardío” o “Síndrome de déficit de testosterona”.

El Dr. Luis Rodríguez Vela, urólogo, director del Instituto de Urología y Medicina Sexual de Zaragoza y miembro de Doctología, repasa en este artículo algunas de las cosas que es importante saber sobre la testosterona, qué sucede cuando hay un déficit de esta hormona, qué hacer y qué no hacer.

¿Para qué es importante la testosterona?

  • Es fundamental para mantener el deseo sexual y participa en la erección del pene.
  • Favorece el desarrollo muscular, la actividad, fuerza y resistencia física.
  • Aumenta la densidad mineral del hueso y evita la osteoporosis. En la médula ósea favorece la producción de glóbulos rojos.
  • Interviene en muchos procesos cerebrales: actividad cerebral, memoria, ánimo…
  • Se encarga de múltiples funciones del hígado y de la piel.
  • Potencia la acción de la insulina y disminuye el acúmulo de grasa visceral. Por eso, cuando la testosterona esta baja hay una tendencia a la obesidad abdominal y al aumento del azúcar en sangre.

Testosterona

¿Qué ocurre si hay un déficit de testosterona?

A medida que se envejece, la testosterona disminuye y esto provoca la aparición de algunos problemas, no suelen aparecer todos los síntomas y tampoco en todos los hombres se manifiestan de la misma manera:

  • Desciende el deseo sexual y puede ir acompañado por un descenso de la erección.
  • Cansancio, falta de motivación e inquietudes.
  • Disminuye la masa muscular y desciende la fuerza.
  • Si el descenso es muy acusado, puede conllevar cierta pérdida de memoria, se ralentiza la actividad cerebral.
  • Puede haber una tendencia a la irritabilidad y, a veces, problemas con el sueño.

Con estos síntomas, ¿se puede tomar testosterona?

El Dr. Rodríguez-Vela es contundente al responder a esta pregunta, “rotundamente no”.

Estos síntomas pueden ser debidos a un déficit de testosterona, pero también pueden mezclarse con otras enfermedades importantes como la depresión o la anemia, entre otras.”

Antes de empezar a tomar esta hormona es necesario acudir a un urólogo-andrólogo experto en el manejo de la testosterona que realizará un diagnóstico tras una serie de pruebas:

  • Completa historia clínica.
  • Exploración física.
  • Ecografía testicular.
  • Análisis de sangre determinando testosterona total. Esto servirá para ver la testosterona libre calculada que es el dato más fiable.

¿Cuándo debe tomarse testosterona?

El urólogo tendrá en cuenta tres circunstancias:

  • Manifestaciones clínicas de déficit de testosterona
  • Niveles bajos de testosterona total y libre en sangre
  • Ausencia de contraindicaciones

El Dr. Rodríguez-Vela explica que cuando existe realmente un déficit de testosterona, su administración tiene “efectos muy positivos, pero si esos niveles son normales, la administración de esta hormona no sirve para nada y puede ser contraproducente.”

¿Tiene complicaciones el tratamiento con testosterona?

Está contraindicado en las personas con cáncer de próstata, cáncer de mama, insuficiencia hepática severa o con la próstata grande.

La testosterona, bajo seguimiento médico y con controles adecuados, no conlleva mayor incidencia de cáncer de próstata ni mayor frecuencia de eventos cardiovasculares, pero sí se ha comprobado que las personas que la toman sin la indicación de un médico han tenido problemas de salud, sobre todo, complicaciones cardiovasculares.

El doctor Luis Rodríguez-Vela es experto en testosterona y salud sexual y prostática

Es especialista en disfunción eréctil, ondas de choque para curar disfunción eréctil, vasectomía sin bisturí, próstata con láser verde, 4Kscore, incurvación de pene, varicocele, infertilidad, fimosis, reversión de la vasectomía, enfermedades de transmisión sexual, virus Papiloma Humano, descenso del deseo sexual y déficit de testosterona. Más información sobre el Dr. Rodriguez-Vela

Pedir cita con Dr. Luis Rodríguez-Vela

Instituto de Urología y
Medicina Sexual
C/ Camino Cabaldos nº 13, 2ºB 50013 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: