“El 90% de los cánceres ginecológicos se pueden curar si se cogen a tiempo”

Cada año son miles las mujeres de todo el mundo a las que se les diagnostica algún tipo de cáncer ginecológico. La evolución que ha experimentado esta rama dentro de la oncología ha sido muy positiva, pues existen importantes avances tanto en el tratamiento como en el diagnóstico de esta enfermedad.

Actualmente, existen seis tipos de cáncer que afectan a los órganos reproductores de la mujer: cáncer de cuello uterino, ovario, trompa, útero, vagina y vulva.

Cada tipo de cáncer ginecológico es diferente, presenta signos, síntomas específicos y factores de riesgo distintos.

La recomendación de los especialistas es acudir a las revisiones para prevenir, en la medida de lo posible, desarrollar cualquier tipo de cáncer ginecológico. Para esta prevención, cobra especial importancia la figura del ginecólogo, que será el especialista que realice las pruebas y estudios necesarios para detectar los primeros síntomas del cáncer.

El Dr. Miguel Ángel Ruiz Conde, especialista en Ginecología en Zaragoza, destaca que un diagnóstico precoz puede detectar las fases iniciales del cáncer, lo que aumenta en un alto porcentaje la probabilidad de mejora y curación de dicha enfermedad.

Pregunta –¿Cuáles son los cánceres ginecológicos? ¿Son muy frecuentes?

Doctor Miguel Ángel Ruiz Conde – Los cánceres ginecológicos son los que se originan en los órganos del aparato genital de la mujer o en la mama. Hay siete órganos o localizaciones: cuello uterino, el útero, el ovario, la trompa, la vagina, la vulva y la mama. Este tipo de cánceres son muy frecuentes. Piensen que más de la mitad de todos los cánceres de la mujer son de origen ginecológico de mama.

P – ¿A qué edad hay que comenzar con las revisiones ginecológicas?

Dr. R.C – No hay una edad concreta. Suelen venir las pacientes con alteraciones en la regla, por sangrado, por dolor… Como recomendación se aconseja que a partir de los 21 años sean de forma periódica. Nuestros compañeros americanos lo aconsejan a los 15 años, aunque yo creo es una edad precoz todavía para que una adolescente venga al ginecólogo, ya que el ginecólogo es el especialista de la mujer.

P – ¿Cómo son estas revisiones ginecológicas sobre todo para las más jovenes?

Dr. R.C – La primera revisión ginecológica cuesta hacerla, bien sea por vergüenza o por timidez. La realidad es que la primera exploración no duele. Yo siempre lo pacto con la paciente. Si no se desea, no hay que hacer una exploración vaginal. Si no hace falta o si no ha mantenido relaciones no es necesario hacer una exploración vaginal.

Cuando hace falta explorar se hace una exploración de mama, una exploración pélvica, viendo el cuello uterino, la vagina y la vulva. Mediante una ecografía vemos el útero y los ovarios y hacemos una citología si es necesario. Cuando se tiene la regla no se hace la citología tampoco.

P – ¿Cuáles son los síntomas de estos cánceres?

Dr. R.C – No existen unos síntomas muy específicos, pero el síntoma más frecuente en casi todos es el sangrado vaginal anormal en todas sus variantes: sangrado con las relaciones, sangrado anormal, sangrado en la menopausia, tener úlceras o nódulos en la vulva, un aumento brusco en el abdomen como si fuera un embarazo. Estos son los síntomas más frecuentes y a veces inespecíficos para la paciente que debe conocer su cuerpo.

P – ¿Es posible un diagnóstico precoz? ¿Cómo podemos hacerlo?

Dr. R.C – Un diagnóstico precoz sí que es posible en varios de ellos: en el de mama, en el de pelvis y en el de endometrio. En el ovario y la trompa no se puede hacer.

Hay también una falsa creencia en la que se piensa que con la citología ya está revisado y esto no es cierto. La citología sólo detecta si hay cáncer de cuello uterino. Si se quiere revisar los otros dos órganos hay que hacer exploración y ecografía.

Lo más frecuente es que la mayoría de los cánceres lleguen sin hacer ruido y que no presenten síntomas.

Es importante saber que en una misma revisión ginecológica completa se puede hacer un diagnóstico precoz de casi todos los cánceres excepto el de ovarios, que es nuestro gran enemigo.

Así pues, recordad que para el diagnóstico precoz del cuello uterino hay que hacer una citología, para el de ovarios y útero una ecografía y la mamografía para el cáncer de mama. Además, si se tiene todos estos síntomas que he dicho antes, debe acudir al ginecólogo.

consulta-ginecologica-adolescentes

P – En relación con el cáncer de cuello uterino, ¿qué relación tiene el papiloma virus con este cáncer?

Dr. R.C – Toda. Se ha descubierto que es el virus del papiloma humano es el desencadenante del cáncer de cuello uterino y que es una enfermedad de transmisión sexual. Además de este virus hay que tener otros factores: defensas bajas, tabaco y que haya una predisposición genética.

P – ¿Hay que vacunarse?

Dr. R.C – Sí, además es un hecho histórico. Es el primer cáncer que se puede prevenir con una vacuna y en el plan de vacunación de la DGA ya se incluye a las niñas de entre 9 y 14 años para vacunarlas.

P – ¿Puede ser hereditario el cáncer ginecológico?

Dr. R.C – Sí, el 30-35% de los cánceres de mama, endometrio y ovario pueden ser hereditarios. El resto no. Todos los cánceres de los que hemos estado hablando antes que tienen relación con el virus no son hereditarios, como son el de cuello de útero, de vagina o de vulva.

P – ¿Qué pronóstico tienen estos tumores?

Dr. M – El 90% de estos tumores se pueden curar si se cogen a tiempo. Claro está que el cáncer, dependiendo de la etapa en la que se encuentre, su pronóstico y tratamiento va a ser completamente diferente.

Podríamos decir que hay dos tipos. Uno el de buen pronóstico, que son la mayoría: el de mama, el de vulva, el de endometrio y el de cuello de útero, que si se cogen a tiempo se curan aproximadamente en un 90%; y luego hay una minoría que son de peor pronóstico porque cuando los diagnosticamos están ya bastante avanzados. El 70% de esos tumores de ovario o de trompa se encuentran ya en estadios avanzados.

cancer-ginecologico

P – ¿Qué recomendaciones o estilos de vida podemos llevar para prevenir o hacer un diagnóstico más precoz de los cánceres ginecológicos?

Dr. M – Lo más importante y más fácil, como siempre, es prevenir con una vida sana, medidas generales que sirven para todos los cánceres: no fumar, evitar el estrés, evitar la obesidad, aumentar el consumo de frutas y verduras, seguir una dieta mediterránea, disminuir el consumo de carnes rojas, el alcohol y hacer ejercicio.

Como medidas específicas para estos tumores hay que utilizar el preservativo y ponerse la vacuna contra el HTV para erradicar el cáncer de cuello. Adelantar la edad del primer embarazo y aconsejar la lactancia materna. Hay que realizar un seguimiento entre las pacientes que tengan antecedentes de familiares con cáncer de ovario, de endometrio o de mama.

Hay que hacer también revisiones ginecológicas completas y periódicas con citologías, mamografías y ecografías cuando se necesite. Hay que consultar al ginecólogo cuando se tengan esos síntomas que hemos comentado antes.

Hay que recordar que los cánceres ginecológicos se pueden tratar y su tratamiento es todavía más eficaz cuando se detectan en sus etapas tempranas. Los tratamientos pueden ser varios. A veces hay que hacer cirugía y otras quimioterapia y radioterapia y hay que recordar que estos tumores tienen que ser operados por ginecólogos especializados.

Para finalizar, conviene dar tres recomendaciones:

  1. No esperar a tener síntomas. Hay que acudir periódicamente al ginecólogo.
  2. El 90% de los casos se pueden curar si se cogen a tiempo.
  3. Son tumores que se deben controlar por ginecólogos expertos.

Dr. Miguel Ángel Ruiz Conde – Ginecólogo en Zaragoza

Experto en:

Pedir cita con Dr. Miguel Ángel Ruiz Conde

Avenida Goya, 1 - 2° Derecha 50006 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: