Toda la información sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Todo el mundo habla del famoso “Virus del papiloma”, de la vacuna que se tienen que poner las chicas para prevenirlo. La gente no sabemos muy bien si es una moda o realmente vale la pena hacerse las pruebas acudiendo a un ginecólogo

Esta es una noticia histórica: El cáncer de cérvix uterino, es el único en la humanidad que se puede prevenir con una vacuna

En Zaragoza disponemos de especialistas muy competentes que llevan años trabajando en este terreno.

El Dr. Miguel Ángel Ruiz Conde, miembro de Doctología, tiene más de 30 años de experiencia como ginecólogo. Actualmente, además de su consulta privada, es el Jefe de Servicio de Ginecología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, que en los últimos meses ha sido ha sido puntero en toda España por las nuevas técnicas y tratamientos quirúrgicos que están desarrollando. En Zaragoza gracias a las campañas de prevención muy activas que siempre se han promovido, el cáncer de cérvix tiene una incidencia muy baja en relación con el resto de España. El Dr. Ruiz Conde es un experto en este tema.

Pregunta.— ¿Qué es el virus del papiloma?

Dr. Ruiz Conde.— El virus del papiloma humano (VPH) es el nombre que se da a un grupo de virus con más de 100 tipos o cepas diferentes. A cada tipo se le asigna un número de codificación. Infectan la piel unos 60 tipos; y otros 40 tipos a mucosas de mujeres y hombres en la zona genital y anal.

P.— Habla usted de un número de tipos o cepas que da vértigo

Dr. R.— No hay que tener vértigo, al revés es muy positivo que sea un problema bien identificado y por tanto con solución.

Tenemos dos grandes grupos:

  1. De bajo riesgo: estos no tienen riesgo de cáncer pero sí que provocan verrugas.
  2. De alto riesgo: los más frecuentes son el tipo 16 y 18 y pueden producir lesiones premalignas y malignas (cáncer de cuello uterino, pene o ano).

Virus HPV mujeres - hombres

P.— ¿Y se transmite tan fácilmente como cuenta la gente?

Dr. R.— Más de lo que la gente piensa. No es aconsejable suponer el clásico ” a mí no me va a pasar”. es mejor prevenir. El VPH, es un virus que se transmite fácilmente por vía sexual o contacto genital (no es necesario el coito); también por sexo anal y oral y que no suele dar síntomas, excepto verrugas, ardor y picor en alguna ocasión. Se estima que un 80% de la población tiene contacto con algún tipo de este virus a lo largo de la vida. El tiempo de incubación es variable (desde 3 semanas a 8 meses). La tasa de infectividad (riesgo de infección) cuando el compañero tiene el virus es muy alta, del 60 al 66%.

El 80% de la población tiene contacto con algún tipo de este virus a lo largo de la vida

P.— Es decir, ¿el virus del papiloma humano también afecta a los hombres?

Dr. R.— Sí, aunque es mucho más conocido por afectar a las mujeres, también pueden tenerlo los hombres. Sin embargo, la mayoría de los hombres que tienen el VPH nunca desarrollan síntomas o problemas de salud relacionados. Aunque ciertos tipos pueden causarles verrugas genitales.

P.— Sigue usted con porcentajes de vértigo ¿es fácil de detectar?

Dr. R.— Es sencillo detectarlo si la paciente acude a una revisión y se realizan las pruebas necesarias. El HVP se puede detectar con una toma que se realiza en la exploración ginecológica con la citología o después de la misma. Las pruebas de VPH en diferentes ámbitos de la prevención secundaria del cáncer de cuello uterino (cribado, selección de citologías anormales y seguimiento).

La infección suele ser asintomática en la mayoría de sus casos por lo que conviene visitar a un especialista.

P.— ¿Y existe una edad determinada en que el riesgo sea mayor y por tanto la prevención más necesaria?

Dr. R.— Es diferente en cada tramo de edad. Durante los primeros años de vida sexual existe una elevada incidencia de infección y aclaramiento viral. Más del 90% de las infecciones en este grupo de mujeres son transitorias y poco importantes desde el punto de vista oncogénico.

Sin embargo, las mujeres mayores de 30 años presentan una menor prevalencia de infección VPH, pero con un mayor porcentaje de persistencia, lo que conlleva mayor riesgo e incidencia de lesiones precursoras a partir de esta edad. En España, desde el año 2006, la Sociedades científicas aconsejan tomar la prueba VPH en mujeres mayores de 35 años en el cribado primario o cuando en la citología o la colposcopia hay alteraciones que lo requieran.

La detección del VPH constituye  un marcador muy sensible y precoz del riesgo de cáncer o lesiones precursoras, especialmente en mujeres mayores de 30 años.

Virus del papiloma en Zaragoza

P.— ¿Qué consecuencias tiene?

Dr. R.— La persistencia del HPV puede provocar alteraciones precancerosas y cancerosas del cuello uterino. El origen del cáncer de cuello uterino se basa en la persistencia de la infección por VPH como elemento necesario para el desarrollo de las mismas. El virus del papiloma humano (VPH) es el agente causal de la práctica totalidad de los canceres de cérvix  y de sus lesiones precursoras. Sólo 2 genotipos de VPH de alto riesgo oncogénico (VPH-AR), el 16 y 18, provocan el 70% de las lesiones cervicales invasivas; y otros 10 tipos explican el 25-35% de los casos restantes.

El cáncer de cérvix (cuello uterino) es el tercero más frecuente entre las mujeres a nivel mundial. Hay 454.000 casos nuevos al año.

En España hay 2100 casos al año con una mortalidad del 33%. En Zaragoza gracias a las campañas de prevención muy activas que siempre ha habido, tiene una incidencia muy baja en relación con el resto de España (5.7 / 100.000 mujeres).

P.— Exactamente, ¿cómo causa el VPH cáncer del cuello uterino?

Dr. R.— Muy pocas infecciones con VPH causan cáncer del cuello uterino. El virus se propaga mediante el acto sexual y puede causar una infección en el cuello uterino. La infección por lo general no dura por mucho tiempo debido a que su cuerpo es capaz de combatirla. Si no desaparece, el virus podría causar cambios en las células del cuello uterino y convertirlas en células precancerosas. Las células precancerosas no son cáncer. La mayoría de las células con cambios precancerosos en etapa inicial regresan a la normalidad por sí solas. Algunas veces las células precancerosas pudieran convertirse en cáncer si no son descubiertas y tratadas.

P.— ¿En qué consisten las campañas de prevención?

Dr. R.— Estamos en condiciones de afirmar que el cribado de mujeres sanas mediante citología cervical de forma adecuada y mantenida, ha conseguido reducir hasta un 80-90% la incidencia y mortalidad por cáncer de cérvix. Se estima que más del 60% de las neoplasias de cérvix diagnosticadas se diagnostican en mujeres sin citología previa o con cribado inadecuado. Actualmente en España no existe una política común de cribado del cáncer de cérvix sino que existen estrategias de Salud Pública diferentes en cada una de las 17 Comunidades Autónomas.

Pero como norma general, hay varias formas de hacer prevención del HPV

  • Prevención Primaria con preservativo y la vacuna del HPV.
  • Prevención Secundaria con revisiones ginecológicas y citologías.

P.— ¿Existe cura para el VPH?

Dr. R.— No existe ningún tratamiento para erradicar el virus cuando ya se tiene. Solo se pueden tratar las lesiones que produce: verrugas, lesiones precancerosas (CIN) que son de fácil tratamiento como la conización y el cáncer de cérvix uterino que tiene tratamientos más complejos y más radicales y que en muchos casos ya se puede hacer por laparoscopia en ginecólogos expertos.

P.— ¿Cuando conviene poner la vacuna del papiloma humano?

  • De 9 a 14 años es de Máxima prioridad.
  • De 14 a 26 años es de Alta prioridad.
  • Hasta los 45 años ha de ser individualizada: inicio tardío de las relaciones sexuales, cambios de pareja sexual, pacientes conizadas.

Es muy importante disponer de una consulta de alta resolución con excelentes recursos diagnósticos: con citologías, colposcopia y anatomía patológica de calidad. Además será trascendente poder tener un ginecólogo experto en tratamientos quirúrgicos más exigentes con cirugía de alta complejidad.

La mujer que sufre el HPV, siente rechazo, culpa, miedo a la reinfección , pánico al cáncer de cérvix uterino, y repercute mucho en las relaciones sexuales. Es recomendable ir al ginecólogo para información y revisión completa y poder tratar lesiones precancerosas (CIN) para evitar que llegue a un cáncer.

Nuestro ginecólogo de confianza en Zaragoza

Pedir cita con Dr. Miguel Ángel Ruiz Conde

Avenida Goya, 1 - 2° Derecha 50006 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: