202018Ago
Los últimos avances en la cirugía de la columna vertebral

Muchas personas padecen dolor de espalda, ya sea motivado por una mala postura corporal, por alguna lesión o por problemas de salud como hernias discales.

La realidad es que, aunque no todos los pacientes con problemas en la espalda tienen que pasar por quirófano para solucionar estos dolores, tan sólo en el Hospital Clínico de Zaragoza se operan a 500 personas cada año de la columna vertebral.

A veces, estos problemas puedes solucionarse únicamente manteniendo unos hábitos saludables, sobre todo en cuanto a la postura, como, por ejemplo:

  • Realizar ejercicio con cierta moderación
  • Mantener un peso saludable acorde con la edad
  • Adoptar buenas posturas corporales
  • Controlar el estrés
  • Realizar estiramientos
  • Evitar soportar demasiado peso sobre la espalda

El Doctor Félix Pastor, experto en Traumatología en Zaragoza, Cirugía Artroscópica de rodilla, hombro, tobillos y muñeca, en patología vertebral y en el tratamiento de la artrosis; y su hijo, el Doctor Pastor Escartín, neurocirujano, nos informan sobre los últimos avances médicos en materia de cirugía de la columna vertebral.

Pregunta – ¿Cómo se combinan las especialidades de traumatólogo y neurocirujano?

Dr. Pastor – Normalmente los traumatólogos nos encargamos del tratamiento de las articulaciones generales. La columna vertebral es una parte muy importante de las patologías de los pacientes que nos llegan y lo cierto es que de parte de estos tratamientos se encargan las Unidades de Traumatología. Por ejemplo, en el Hospital Miguel Servet hay traumatólogos que operan columnas y hay neurocirujanos que operan columnas.

Cuando existe afectación medular y lesiones que afectan al sistema nervioso central, normalmente suele ser el neurocirujano el que asume el tratamiento.

P – Las cirugías de columna son aquellas ocasionadas por tumores o por lesiones degenerativas. ¿Se puede luchar contra la edad en una estructura tan complicada como lo es la columna vertebral?

Dr. Pastor Escartín – Hay patologías que se pueden solucionar de una manera muy buena, como las patologías tumorales o algunas de origen benigno como los benigiomas o las neurinomas, que comprimen tanto la médula como las raíces y, al quitarlas, sí que se observa una clara mejoría.

En algunos casos de traumatismos donde hay fracturas vertebrales que no llegan a comprometer el estado neurológico y, cuando se solucionan, van muy bien.

Hay otras, como el raquis degenerativo que hoy en día es eterno porque hay muchísimas personas que llegan a vivir muchos años. Llegan a una edad muy alargada y sí se puede luchar contra ella con una higiene de la columna, es decir, manteniendo un buen estado de peso, sin sobrecargarla, haciendo una vida con cierto ejercicio…

Al fin y al cabo, la columna es como un andamio, si la vamos sobrecargando, añadiendo peso y estresando, al final llegamos a una edad con la columna vertebral echa polvo y eso no siempre tiene una buena solución.

Con lo cual, no siempre la cirugía es la solución a los problemas de columna. Hay que seleccionar muy bien a los pacientes y operarles sólo cuando está indicado.

P – Los traumatólogos que se han especializado en tratamientos combinados con ozonoterapia solucionan problemas de dolores muy fuertes . ¿Cómo entienden su trabajo los neurocirujanos?

Dr. P. – Justamente yo no comencé por la columna, fue la vida la que me fue derivando hacia esta especialidad gracias a un neurocirujano, el Doctor Gómez Perú. De esto hace ya 13 años y no siempre es bien entendido el tratamiento con ozonoterapia por los neurocirujanos. A mi me introdujo en esta área el Doctor Gómez Perú, un neurocirujano con amplia experiencia quirúrgica y entramos varios cirujanos de otras especialidades como Cirugía Vascular, con el Doctor Urtiaga.

El ozono no es bien conocido por todos, pero muchos lo conocemos bastante y sabemos cuál es la indicación adecuada. En la parte que a mí me toca, es sobre todo el dolor de origen artrósico. Cuando el dolor llega a ser de origen discal, la ozonoterapia puede llegar a contribuir a que el disco intervertebral se desinflame.

cirugia-columna-vertebral

P – En el congreso en el que usted acaba de participar, Doctor Pastor Escartín, se debatía que el futuro de la cirugía de columna está muy ligado a la tecnología. ¿Qué es la cirugía 3D? ¿Todo eso cura?

Dr. P. E. – La idea es que cada vez más las nuevas tecnologías ayuden al cirujano a la hora de planificar su cirugía. Incluso poder entrenar la cirugía antes de llevarla a cabo o intraoperatoriamente, poder tener alguna ayuda a modo de navegador o revisar alguna imagen para actualizarla.

La cirugía 3D todavía no ha llegado a España. Es verdad que cada vez hay más robots, pero en Neurocirugía todavía no se utiliza el famoso DaVinci. Pero sí es verdad que cada vez más, la Radiología está mejorando muchísimo. Ya se hacen reconstrucciones 3D en las que puedes dar la vuelta a la columna y ver exactamente lo que vas a operar y cómo. Incluso puedes tener la reconstrucción de la columna del propio paciente al día siguiente en la mesa de quirófano.

Con lo cual, es una herramienta de muchísima ayuda para ver a lo que te vas a enfrentar, ya no solamente en una radiografía, un TAC o una resonancia como había antes. Cada vez más van a ir apareciendo estas cosas. En el tratamiento de la cabeza, en muchas especialidades, ya está el ingeniero en el propio quirófano porque a lo mejor le puedes necesitar a modo de navegación.

P – Ustedes recomponen a grandes lesionados como si fuera casi una obra de artesanía. ¿Se han mejorado los niveles de fracaso?

Dr. P. E. – Por supuesto que conforme nos vamos actualizando, van apareciendo nuevas tecnologías. Además, las formaciones médicas cada vez son mejores. Se intenta mejorar y se han mejorado las tasas de éxito, porque también se conocen mejor las patologías y los cirujanos están mejor preparados.

Pero hay veces que los pacientes llegan en un estado o con una patología de urgencia con el que poco puedes hacer y ese daño primario, el causado por la propia lesión o accidente de tráfico, lo puedes intentar solucionar en cierta medida. Pero muchas veces, ese daño que ya está instaurado no mejora. Por ejemplo, en la columna, si hay un traumatismo que ya tiene una sección medular, probablemente ese estado neurológico ya no vaya a mejorar.

P –Si hay un daño en la médula, ¿es casi irreparable?

Dr. P. E. – Sí, salvo que sea una patología compresiva de una instalación progresiva como es el caso de algún tumor benigno o una patología degenerativa como por ejemplo una hernia de disco cervical, muchas veces no solo los pacientes no empeoran, sino que van mejorando con la cirugía.

Cada vez más se opera mejor y se conocen mejor las patologías de la médula.

P – ¿Hay profesionales de otras áreas que en lugar de arreglar los problemas a veces lo que hacen es multiplicarlos?

Dr. P. – Con prudencia y trabajando cada técnica, normalmente no tendría por qué. Empezó con la Fisioterapia, que está integrada en el Sistema Público de Salud. Es una disciplina de la salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica al diagnóstico por medio del ejercicio terapéutico al aplicar calor y frío, técnicas manuales, entre ellas la electricidad.

Más tarde, se pusieron de moda la Osteopatía y la Quiropráctica que enfatizan el masaje y otras manipulaciones físicas como tratamiento de los trastornos mecánicos del sistema musculoesquelético.

En cuanto intervienen personas no preparadas a intentar solucionar un dolor cervical, el daño puede ser muy importante. Pero no se puede decir que toda la Osteopatía es mala. Estas técnicas hay que tratarlas con cierta prudencia, sobre todo en la manipulación de los componentes del raquis.

Pedir cita con Dr. Félix Pastor Loscertales

Calle de Francisco de Vitoria, 13 50008 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: