Superar el miedo al dentista es posible

El miedo al dentista es una de esas sensaciones que ha sentido la mayoría de las personas en algún momento de su vida. Hay gente que siente pánico con la simple idea de imaginar que tiene que acudir a la clínica dental y únicamente visita al dentista cuando siente mucho dolor y no le queda más remedio.

Este miedo puede ser fruto de varios factores: el miedo a las agujas, a sentir dolor, rechazo por malos recuerdos anteriores… Para muchas personas, son motivos de peso suficiente como para no visitar una clínica dental durante años.

Evitar acudir al dentista a toda costa tiene unas consecuencias directas en nuestra salud: las infecciones dentales se pueden agudizar, puede desembocar en pérdida de dientes, aparición de caries dentales o enfermedades periodontales….

Los últimos avances en Odontología han permitido a los dentistas reducir la sensación de ansiedad de los pacientes que pisan sus clínicas, permitiendo que sean tratados con toda tranquilidad y sin preocupaciones por el dolor.

El Dr. Fernando Loscos, especialista en Estomatología y director médico de la Clínica Dental Loscos de Zaragoza, explica en esta entrevista todos los avances que han permitido que el miedo al dentista sea cosa del pasado para muchos de sus pacientes.

Pregunta – ¿Por qué los dentistas tienen esa fama de hacer mucho daño? ¿Qué es lo que genera ese miedo?

Dr. Loscos – Es una idea que viene de antaño y ha ido pasando de boca en boca… Es una fama del pasado y la mayoría de pacientes que vienen a vernos ya no sufren esos temores.

P –¿Qué pueden hacer los propios pacientes para evitar pasar ese miedo insuperable?

Dr. L – Lo mejor es que vayan a hablar directamente con su dentista de confianza. Hoy en día disponemos de muchas medidas para que el paciente no sienta absolutamente nada de dolor y deben saberlo.

Tienen que contarle sus problemas y sus miedos al dentista porque es algo que tenemos que tener en cuenta para poder ofrecerle todas las opciones que tenemos a nuestro alcance para calmar ese miedo. Sobre todo, es importante durante la primera visita o el primer tratamiento.

Muchas veces se van de la consulta diciendo: “Si solo era esto, tendría que haber venido hace tiempo…”.

P –  Por otra parte, ¿qué se puede hacer para ayudar a esas personas que padecen alguna discapacidad que les impide colaborar con los doctores?

Dr. L –  Nuestro abanico de tratamientos ya acoge a todo tipo de pacientes, incluso pacientes no colaboradores o pacientes que están polimedicados y requieren una atención especial.

Tenemos distintos grados de anestesia para ellos: desde la anestesia local, que es la que utilizamos habitualmente, hasta la anestesia general en quirófano y con un anestesista.

sedacion-consciente-inhalatoria

P – Aun con las anestesias actuales, todavía hay una parte de la población que tiene miedo.  Ustedes ahora proponen la sedación. ¿Cómo es ese procedimiento? ¿De verdad no te enteras de nada?

Dr. L – Tenemos cuatro niveles de tratamiento. La anestesia infiltrativa es un primer nivel de anestesia que admite el 90% de la gente, no molesta y permite al dentista trabajar perfectamente.

Después está el primer grado de sedación: la sedación inhalatoria, que es una sedación muy suave. Para aplicarla, los dentistas se tienen que certificar y en Clínica Loscos estamos certificados. Consiste en administrar un gas llamado óxido nitroso (el gas inhalante de la risa) que hace que el paciente esté más feliz y relajado durante el tratamiento. Permite al paciente no notar nada y estar más a gusto.

El siguiente paso es la sedación intravenosa. Para ello requerimos la colaboración de un anestesista. El paciente está monitorizado y tras el tratamiento tendrá una amnesia, no se acordará de lo que le hemos hecho. Es la principal diferencia respecto a la sedación inhalatoria, donde sí que es plenamente consciente de lo que ocurre en todo momento.

El cuarto grado es la sedación más profunda: aquella que tenemos que realizar en un quirófano con anestesia general que tiene que realizar un anestesista.

Por lo tanto, tenemos un abanico muy grande de posibilidades para tratar a todo tipo de pacientes con problemas de pánico al dentista o con problemas físicos porque están polimedicados y requieren que estén cerca de una UVI o de un centro que cuente con estos medios.

En Clínica Loscos de Zaragoza también podemos tratar con anestesia y sedación a cualquier persona que tenga miedo al dentista para calmar su ansiedad.

P – ¿Hay personas que, por su pánico, no solo no van ellas, sino que no llevan a sus hijos a las revisiones? ¿qué consecuencias puede tener?

Dr. L –  Es importante que esto no pase. Puede ser que los padres tengan pánico al dentista, pero a pesar de ello deben llevar a sus hijos a la clínica.

Si no llevan a sus hijos al dentista por su propio miedo están cometiendo un error porque tarde o temprano van a tener que acudir a la consulta y será en peores condiciones. Lo malo es que infundan ese pánico a sus hijos. Hay que huir de este pensamiento, que no los traigan atemorizados de antemano.

P.- A los que a pesar de saber esto siguen con sus miedos, convénzales de que hoy en día no se pasa dolor en una clínica dental y que los tratamientos pueden ser asequibles.

Dr. L –  El dolor dental pocas personas lo aguantan… Cuando alguien padece un dolor que le dura 3 o 4 días, que no ha podido dormir, supera el pánico y viene a vernos para que calmemos ese dolor. Es importante saber que esta molestia va acompañada de problemas infecciosos o problemas de salud.

P – ¿Los tratamientos dentales son más asequibles? ¿Sigue habiendo ese miedo al dentista porque no lo voy a poder pagar?

Dr. L –  El tema económico es secundario. Lo que más temor genera en la gente es el dolor o la idea que se tiene de lo que es ir al dentista. Hay quien te diría: “yo estaría dispuesto a pagar lo que sea si no tuviese que pasar por aquí”.

Respecto al tema monetario, las cosas están ahora muy asentadas y hay múltiples facilidades para el paciente. Además, todo esto se le explica muy bien a cada paciente: el coste del tratamiento, cómo lo puede pagar, la forma que mejor le venga, etc. Esto es algo secundario, el pánico es lo realmente prioritario.

Dr. Fernando Loscos – Dentista en Zaragoza

Experto en:

Pedir cita con Dr. Fernando Loscos Morato

Plaza Diego Velazquez 2, Local 50006 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: