182018May
La voz: una herramienta que debemos cuidar

Todos utilizamos continuamente la voz en nuestra vida diaria. En unos casos, para hablar y comunicarnos y, en otros casos, como herramienta, en el caso de periodistas, profesores o actores. Hay muchos colectivos para los cuales la voz se convierte en una herramienta importantísima. Habitualmente estamos acostumbrados a ir al oculista a que nos revisen la vista, al dentista para que nos revise la salud bucodental, pero ¿cuántas veces nos revisan la voz?

La Otorrinolaringología es la especialidad de la Medicina que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades relacionadas con las cuerdas vocales, el oído y las vías respiratorias. Según datos que proporciona la Sociedad Española de Otorrinolaringología, uno de cada tres españoles ha padecido alguna vez problemas en la voz.

Para evitar que este u otros problemas lleguen a afectar de manera negativa a nuestra salud, siempre se recomienda visitar a un profesional para que evalúe nuestro estado de salud y nuestra voz. La frecuencia con la que es recomendable acudir a revisiones en las consultas de otorrinolaringología depende en gran medida de la profesión y ocupación de cada paciente. En los profesionales de la voz, se deberían acudir como mínimo una vez al año si detectan pequeñas alteraciones de la voz.

El Dr. Jorge Alfaro, miembro de Doctología y especialista en Otorrinolaringología, recomienda acudir al especialista si estas alteraciones en la voz persisten durante más de dos semanas, sobre todo si no se ha tenido un proceso catarral previo. La ronquera, los cambios en cuanto a la necesidad de forzar la voz o la presencia de aire en la voz son algunos de los síntomas que evidencian que es necesario acudir al otorrinolaringólogo.

Pregunta.- ¿Cuántas veces realmente suele acudir un paciente a que le revise la garganta y la voz?

Dr. Jorge Alfaro. – La verdad es que, motu proprio a que le revise la voz vienen pocas veces. Sí que se dice que en cuanto tengas una disfonía, que es la voz tomada o ronca más de una semana o 10 días, hay que pasar por el médico para hacer un estudio. Esto sí que es muy importante. Si tienes una voz normal y no tienes ningún problema, se podría decir que se puede pasar si revisarla. Pero por echar un vistazo de vez en cuando no hay ningún problema, como por ejemplo cada dos o tres años.  

P.- Cuando hemos tenido un catarro fuerte o una gripe nos notamos ronquera, pero pensamos que se nos va a pasar, obviamente. Si tenemos la ayuda de un profesional es mucho mejor.

Dr. A. – Efectivamente. Cuando tienes una ronquera con un catarro puedes tener una laringitis, que es una infección de las cuerdas vocales, y éstas son más difíciles de curar. Se curan, pero tardamos más tiempo en curarlas. Si acudes antes al otorrino, podemos ponerte un tratamiento para intentar evitarlo y se pueden evitar infecciones en las cuerdas vocales.

otorrino-zaragoza

P.- ¿Qué podemos hacer en nuestra vida cotidiana para ayudar a nuestra garganta y a nuestras cuerdas vocales?

Dr. A. – Una de las cosas más fundamentales es tener la garganta bien hidratada. Vivimos en un clima muy seco. Tenemos un clima continental con una sequedad impresionante, y eso lo que hace es que la mucosidad de las cuerdas vocales esté más seca y haya que hacer más esfuerzo al hablar. También hay que evitar sustancias tóxicas como el alcohol y el tabaco.

El reflujo gastroesofágico es muy importante porque los vapores del ácido que pueden subir hacia la garganta terminan por irritar las cuerdas vocales. También hay que evitar los ambientes contaminados de polvo o de humo; es mejor siempre ponerse una mascarilla.

Pero sobre todo hay que hidratar bien la garganta, evitar el tabaco y el alcohol y el reflujo gastroesofágico.

P.- Así que la alimentación, de alguna manera, es también muy importante.

Dr. A.- Claro. Los que tengan problemas de estómago, digestiones más difíciles o reflujo, tienen que cuidar mucho la alimentación. Todo lo que sean grasas, picantes y especias en exceso lo favorecen. Si todos estos factores favorecen el reflujo, directamente eso te va a dañar las cuerdas vocales.

P.- ¿Existe una temperatura estándar en la que nuestra garganta podría estar cómoda sin sufrir daños?

Dr. A.- Podría ser entre 20-21 grados. Desde luego, el problema de las bombas de aire, que es lo que suelen tener en todos los locales comerciales o en las oficinas y bancos, es que resecan mucho.

Tanto el aire acondicionado en verano como las calefacciones excesivamente potentes en invierno secan mucho las cuerdas. El exceso de poner 25, 26 o 27 grados y tener los sitios demasiado calientes es muy malo. Hay que poner una temperatura normal entre 19 y 21 grados.

P.- Con respecto al sueño, ¿tenemos que dormir mucho para que nuestra garganta esté bien?

Dr. A – Claro. La fatiga y el no dormir bien, sobre todo en los profesionales de la voz, hace que no se utilice bien el órgano de la voz, hay que forzar más para hablar. El susurrar también es malo ya que nos hace forzar mucho las cuerdas vocales.

Es mucho mejor toser normal que carraspear. El carraspear es un latigazo fuerte para las cuerdas y eso las irrita más. Es mejor, antes de carraspear, beber un buen trago de agua, y si no, toser normal.

P.- ¿Qué medidas preventivas deben tomar los profesionales de la voz para cuidarla?

Dr. A – Hay que intentar hacer un reposo relativo, es decir, hablar poco fuera del trabajo. No dejar de hablar del todo, pero hablar poquito para que las cuerdas descansen. Sería muy interesante.

Dr. Jorge Alfaro – Otorrinolaringólogo en Zaragoza

Experto en:

Pedir cita con Dr. Jorge Alfaro García

C/ Zurita 7, Pral Izq - 50001 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: