Recomendaciones para afrontar los cambios durante la menopausia

La menopausia es la desaparición definitiva de la menstruación, momento que ocurre alrededor de los 50 años. La disminución de los niveles de hormonas femeninas provoca múltiples efectos y repercusiones sobre el cuerpo de la mujer que es importante conocer y para los que debe estar preparada.

El Dr. García Aguirre es miembro del equipo de Reproducción Asistida del Hospital Universitario de la Universidad de Zaragoza. También desarrolla su labor en el ámbito privado en la Clínica Montpellier. En esta entrevista, nos habla de los primeros síntomas de la llegada de la menopausia, qué hay de cierto en las leyendas que se le atribuyen o los tratamientos de reemplazo hormonal.

Pregunta.- ¿Qué es la famosa menopausia? ¿Qué consecuencias tiene?

Dr. García Aguirre.- En primer lugar, tenemos que desdramatizar un poco todo lo referente a la menopausia. Es un proceso fisiológico, para el que las mujeres deben estar preparadas y con el que deben convivir muchos años, por lo que es importante desdramatizar un poco.

La menopausia hace referencia al cese de las menstruaciones. En realidad, sería la fecha de la última regla, pero coloquialmente se entiende por un espacio mucho más amplio, que podría abarcar incluso más de 10 años, desde que el organismo comienza a sufrir los cambios, pasando por el momento que es estrictamente la menopausia, hasta el periodo de después, que más que menopausia sería climaterio.

Sí que puede tener consecuencias a largo plazo, ya que la mujer pasa muchos años en esta etapa de su vida en la que existe poca secreción hormonal. Consecuencias que podríamos y deberíamos corregir.

P.- Existen muchas leyendas que se le atribuyen a la menopausia, como que muchas mujeres ganan peso durante este periodo. ¿De quién es la culpa? ¿Es de la menopausia o de que no son capaces de asumir esta nueva etapa y pueden encontrar consuelo en la comida?

Dr. G. A.- A la menopausia no hay que echarle la culpa de todo. No obstante, sí que es verdad que, al darse un cambio bastante brusco en la secreción hormonal, puede haber una predisposición a retener algo más de grasa que además se dispone de forma distinta a la habitual distribución femenina.

En la menopausia, si hay un aumento de peso, la grasa suele distribuirse de forma androide, como ocurre en los hombres, pero realmente no es la causante directa del aumento de peso. En este aspecto, lo más importante es que la mujer mantenga durante toda su vida fértil unos hábitos higiénico-dietéticos que le ayude a mantener siempre el peso. Si una mujer sigue a rajatabla estos hábitos, antes y después de la menopausia, no va a tener muchos problemas con el peso.

P.- Usted, como experto en fertilidad, ¿cuál considera que es la edad ideal para ser madre?

Dr. G. A.- En este caso, no creo que los profesionales y las mujeres que buscan ser madres estemos de acuerdo. Aunque suene un poco a broma en los tiempos que corren, la edad ideal desde el punto biológico para ser madre es entorno a los 25 años. La edad del primer parto en España se sitúa alrededor de los 32 años.

Si preguntamos a las mujeres cuál es su edad ideal para quedarse embarazadas sería alrededor de los 35, incluso algunas esperan hasta los 40. La edad ideal difiere mucho desde el punto de vista biológico y social.

P.- Se habla muchas veces de los tratamientos de reemplazo hormonal que mitigan las molestias que provocan la menopausia. ¿Qué opinión le merecen estos tratamientos? ¿Son ciertas esas leyendas que dicen que pueden provocar cáncer?

Dr. G. A.- Estas leyendas surgieron a raíz de unos trabajos que hubo en unas revistas americanas hace unos cuantos años y que realmente marcaron un antes y después. Prácticamente todas las mujeres que llegaban a la menopausia se trataban y a partir de ese momento cundió tanto el pánico que se dejaron de prescribir estos fármacos y casi nadie estaba dispuesto a ser tratado.

Creo que como en casi todos los aspectos de la vida, en el término medio está la virtud. En algunos casos, nosotros consideramos que sí deberían tratarse los síntomas que puede producir la menopausia y sobre todo en algún caso concreto. Fundamentalmente creemos que se debe tratar a las mujeres que han tenido la menopausia a edades tempranas, si no de por vida, al menos durante unos cuantos años.

P.- Es indudable el poder que tienen las redes sociales creando estados de opinión. ¿Cómo pueden los médicos combatir esas informaciones sobre la menopausia que pululan en la red sin rigor?

Dr. G. A.- Creo que todos debemos contribuir con la educación sanitaria. Es un aspecto fundamental en nuestra profesión y debemos impartirla en cualquier medio y en cualquier ámbito. ¿Cómo podemos combatirla en Internet? Precisamente con páginas como Doctología, en la que intervenimos y publicamos artículos los médicos directamente. A través de estos artículos tenemos que contribuir a hacer más creíble toda la información que “pulula” por la red.

P.- Como profesional en fertilidad, ¿Cuáles podrían ser los primeros síntomas de que llega la menopausia y qué soluciones propone para no perder esa posibilidad de ser madre a las mujeres que así lo desean?

Dr. G. A.- Cuando la menopausia da los primeros síntomas clásicos como los sofocos, los cambios de humor, de sueño… significa que el cese de la menstruación es prácticamente inminente y, por tanto, de la actividad ovárica. Por lo tanto, estos síntomas no nos servirían para prevenir o para poder aconsejar a una mujer que ya es el momento de ser madre.

En este sentido, lo primero es tener en cuenta la edad. Si una mujer tiene 40 años, teniendo en cuenta que la edad media de aparición de la menstruación son los 50 años, ya sabemos que le quedan aproximadamente 5 años de fertilidad.

Otra cosa muy importante, si la madre de la mujer tuvo la menstruación a una edad muy temprana, es un factor predisponente, que no siempre se hereda, pero que en muchos casos nos sirve para ponernos sobre la pista de cuándo va a llegar el momento. Sí que aconsejamos, en este caso, visitar a expertos en reproducción, ya que con unas sencillas analíticas y con una simple ecografía se es capaz, en muchos casos, de predecir con bastante aproximación cuándo se va a producir el cese de la actividad ovárica.

Para terminar, hay un sigo que precede durante varios años al cese de las menstruaciones, que es el acortamiento del ciclo mensual. En las mujeres que normalmente tienen un ciclo de 28 o 30 días y que llevan varios meses, o incluso un año o dos, con un ciclo menstrual de 22 días, este hecho nos pone sobre aviso de que la mujer debe darse prisa y empezar a pensar en quedarse embarazada con cierta celeridad.

Dr. García Aguirre – Especialista en Reproducción Asistida en Zaragoza

Experto en:

Pedir cita con Dr. Salvador García Aguirre

Unidad de Reproducción Asistida Clínica Montpellier.
Via Hispanidad, 37 - 50012 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: