72018Jun
Síndrome de Déficit de Testosterona: ¿Qué es y qué tratamiento existe?

Uno de los problemas sexuales más frecuentes entre los hombres de edad avanzada es el déficit de testosterona: afecta 11% de los varones de 40 a 70 años y se produce un incremento importante con la edad, llegando al 30% en los varones mayores de 70 años.

Hace unos años, la mayoría de la sociedad no conocía este síndrome y sus síntomas lo asociaban directamente la edad. Actualmente, se ha diagnosticado como Síndrome de Déficit de Testosterona y tiene tratamiento para remediarlo.

El Dr. Luis Rodríguez-Vela, director del Instituto de Urología y Medicina Sexual de Zaragoza, especialista en medicina sexual y miembro de Doctología, nos habla en este artículo sobre el déficit de testosterona, los síntomas que presenta y, sobre todo, el tratamiento que se usa y que mejor funciona actualmente.

¿Qué es el déficit de testosterona?

El déficit de testosterona es un problema sexual producido por la reducción de esta hormona masculina. La testosterona es una hormona producida en los testículos que desempeña un papel fundamental en la salud y el bienestar del hombre. Es responsable de los caracteres sexuales masculinos típicos y es necesaria para el mantenimiento de la salud física, mental y sexual.

Con la edad y el paso de los años, de forma natural se produce una reducción de la producción de testosterona. El descenso de los niveles de testosterona es distinto de unos hombres a otros. Es cuando la testosterona disminuye por debajo de sus niveles normales y aparecen síntomas asociados cuando hablamos de Síndrome de Déficit de Testosterona (SDT).

¿Cuáles son los síntomas del déficit de testosterona?

Los síntomas más frecuentes del déficit de testosterona pueden ser muy variables entre los hombres, pero destacan los siguientes:

  • Reducción del deseo sexual y la actividad sexual.
  • Pérdida de capacidad eréctil: disfunción eréctil o descenso de la calidad de la erección.
  • Aparición de sobrepeso y obesidad con más facilidad. La reducción de testosterona puede producir cambios en la composición física del cuerpo afectando a la masa y fuerza muscular de la persona.
  • Menor resistencia física y energía.
  • Alteraciones del estado anímico, con tendencia al mal humor, insomnio y a la aparición de síntomas depresivos.
  • Aumento del riesgo a sufrir osteoporosis y fracturas de huesos a causa del descenso de la densidad ósea.

En ocasiones es difícil diferenciar estos síntomas de otros problemas como la depresión, enfermedades crónicas, problemas psicosomáticos, etc. Muchas veces sucede que este déficit se pasa por alto porque se asocia con problemas normales asociados a la edad o a enfermedades, por ello es fundamental realizarse un diagnóstico profesional con un urólogo y experto en medicina sexual para determinar si se trata del Síndrome de Déficit de Testosterona.

Testosterona

¿Cuáles son las causas del déficit de testosterona?

No existe una causa concreta que podamos atribuir al déficit de testosterona. Muchas veces surge por una combinación de factores. Algunas de las causas más comunes son:

  • Diabetes.
  • Obesidad y problemas de sobrepeso.
  • Hipertensión arterial.
  • Niveles altos de colesterol.

Además de participar en la aparición de déficit de testosterona, estos problemas de salud empeoran como efecto secundario del déficit de testosterona, por lo que hacen una combinación que agravan aún más la situación del paciente.  Por ejemplo, el déficit de testosterona empeora la diabetes y favorece la obesidad.

¿Cómo sé si tengo Déficit de Testosterona?

Para poder contestar a esa pregunta, hay que tener en cuenta dos variables:

  • Presencia de síntomas comentados anteriormente como el descenso del deseo y de la erección, tendencia al cansancio y a la obesidad abdominal.
  • Análisis de sangre que confirme que la testosterona está por debajo de los niveles normales.

Siempre es recomendable consultar con un urólogo especialista en medicina sexual, quien le asesorará y confirmará de forma segura. El profesional se va a encargar de hacer los análisis de sangre pertinentes para poder conocer el nivel de testosterona del paciente, entre otras exploraciones físicas.

¿Tiene tratamiento el déficit de testosterona?

El profesional va a estudiar el historial del paciente y su situación actual: los síntomas, el estado de la próstata, qué medicaciones toma, qué otras enfermedades asociadas presenta (diabetes, hipertensión, sobrepeso), etc.

Una de las prácticas que el paciente puede aplicar directamente y que le van a ayudar en el tratamiento del déficit de testosterona es aumentar el ejercicio físico y cuidar su dieta. Al mejorar hacia unos hábitos de vida saludable el paciente va a conseguir estabilizar los niveles de testosterona.

Como se menciona en el libro “Evidencia Científica en Hipogonadismo de inicio tardío, se recomienda únicamente recibir el tratamiento con testosterona a aquellos hombres que presenten síntomas claros y aprobados por el médico de que hay un déficit de testosterona.

El tratamiento con testosterona cuando está bien indicado reporta múltiples beneficios.

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento con testosterona?

Según dos recientes estudios, los beneficios para los hombres que se someten al tratamiento con testosterona son muchos y van a ayudar a mejorar su calidad de vida en distintos aspectos:

  • Mejora significativamente la función eréctil.
  • Incrementa el deseo sexual, el orgasmo y la satisfacción sexual en general.
  • Eleva los niveles de testosterona en sangre.
  • Mejora el humor y el comportamiento.

Si cree que puede padecer el Síndrome de Déficit de Testosterona, no dude en consultar con el médico especializado en salud sexual o urólogo. Asimismo, en caso de querer someterse a un tratamiento con testosterona siempre debe indicarlo y estar controlado por un experto en dicho campo.

Dr. Luis Rodríguez Vela – Especialista en Andrología y Urología en Zaragoza

Experto en:

Pedir cita con Dr. Luis Rodríguez-Vela

Instituto de Urología y
Medicina Sexual
C/ Camino Cabaldos nº 13, 2ºB 50013 Zaragoza

Compartir en Redes Sociales: